Decisión judicial avala a comerciantes informales en…
1 100 puestos de vacunación contra covid-19 habilita…
‘Termine de bañarse’: jueza regaña a abo…
Lluvias se prevén para las tardes del feriado quiteño
Guarderas dice que, si continúan desmanes, analizará…
Feria de emprendimientos se desarrolla en el parque …
Municipio de Quito ofrece disculpas por bus con gotera
Operativos de control se intensifican en la Shyris y…

Los diablos vuelven a danzar en Píllaro

Foto: Cortesía Municipio de Píllaro

Foto: Cortesía Municipio de Píllaro

Para este martes 2 de enero desfilaron las partidas de Guaguibana, Guanguibana La Paz, La Florida, San Vicente de Quilimbulo, Chacata El Carmen, San Andrés, Santa Marianita y Cochaló. Foto: Cortesía Municipio de Píllaro

Los diablos, guarichas, capariches, parejas de línea y bandas de pueblo comenzaron a desfilar por las calles del cantón andino de Píllaro desde este lunes, 1 de enero del 2018. La concentración de las 12 partidas o grupos se realizó en las comunidades para luego dirigirse por las calles y chaquiñanes al centro del cantón. La pertinaz lluvia no fue impedimento para que se realizara la tradicional Diablada Pillareña declarada Patrimonio Intangible de la Nación.

El lunes comenzaron a bailar las comunidades de Rocafuerte, Marcos Espinel, Robalinopamba, Colectivo Minga Cultural y El Rosal Tunguipamba. Las autoridades del Municipio de Píllaro estimaron que unas 5 000 personas desfilaron por las calles.

Para este martes 2 de enero desfilaron las partidas de Guaguibana, Guanguibana La Paz, La Florida, San Vicente de Quilimbulo, Chacata El Carmen, San Andrés, Santa Marianita y Cochaló.

Diana Mecías, coordinadora de la Unidad de Turismo del Municipio de Píllaro, informó que en el primer día las delegaciones respetaron la hora de ingreso a la urbe. “El festejo está listo y el primer día fue un éxito. Esta fiesta es una ayuda a la reactivación turística y del comercio en la ciudad”, aseguró Mecías.

Nelson Castillo es uno de los líderes de la partida de Rocafuerte. Él joven es el encargado de bailar por segundo año en las parejas de línea y ser cuidado por los diablos. “Hemos repasado por un mes el baile con los chicos”, contó Castillo.

Suplementos digitales