8 de mayo de 2019 11:35

Más de mil devotos visitan iglesia de San Antonio en Sri Lanka tras atentados

Los devotos católicos de Sri Lanka rezan en la iglesia de San Antonio después de que se abrió parcialmente por primera vez desde los ataques del domingo de Pascua en Colombo el 7 de mayo de 2019. Foto: AFP

Los devotos católicos de Sri Lanka rezan en la iglesia de San Antonio después de que se abrió parcialmente por primera vez desde los ataques del domingo de Pascua en Colombo el 7 de mayo de 2019. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Más de mil devotos han visitado la iglesia de San Antonio en Colombo, uno de los blancos de los atentados del Domingo de Resurrección en Sri Lanka en los que murieron 253 personas, después de que, tras dos semanas cerrada, reabriera sus puertas a los feligreses.

En medio de las labores de reconstrucción y con una fuerte presencia de oficiales de la Armada en buena parte de la iglesia, el templo abrió este miércoles, 8 de mayo del 2019, por segundo día consecutivo para que los devotos puedan rezar frente a la imagen de San Antonio.

"Desde que abrió sus puertas, el martes por la mañana, más de mil devotos han venido a la iglesia. Hay personas que vienen de otros lugares del país, no solo de aquí", dijo a Efe el párroco y administrador del templo, Judas Fernando.

La iglesia ha reabierto parcialmente con fuertes controles de seguridad, que incluyen cacheos a la entrada.

Además, la imagen de San Antonio, a la que pueden acceder los visitantes, está custodiada por oficiales de la Armada.

Un centenar de militares, con máscaras protectoras, ocupan los andamios instalados dentro de la iglesia, mientras limpian las manchas de sangre en las paredes.

Para los creyentes, el santuario era una "casa de consuelo que visitaban cuando se encontraban en tiempos difíciles en sus vidas" y el impacto psicológico de la tragedia es grande, afirmó el sacerdote.

"Esta era su casa segura, vienen llorando. Están molestos de que esto le haya sucedido a su iglesia", añadió.

Para algunos devotos que estuvieron presentes en el atentado del pasado 21 de abril, el regreso a la iglesia en la que murieron decenas de personas es un viaje muy doloroso.

Una devota que sobrevivió a los atentados solo pudo llegar hasta la barricada instalada por las fuerzas de seguridad a las afueras del antiguo templo, pues para ella, afirmó, era insoportable ver el santuario en tal estado.

"Cuando me arrodillé para rezar, lo único que podía escuchar era el sollozo de los otros devotos. Por lo general no me conmuevo, pero no pude soportar la devastación que vi", contó a Efe Gissele Dassm otra de las visitantes.

La iglesia, que suspendió sus servicios por temor a nuevos ataques, prevé retomar las misas dominicales una vez que las reparaciones haya terminado, indicó el párroco.

La Policía de Sri Lanka aseguró el 7 de mayo que todos los sospechosos vinculados con los atentados a las tres iglesias y tres hoteles de lujo del Domingo de Resurrección, que dejaron 253 muertos y más de 500 heridos, han sido detenidos o han muerto en operaciones de las fuerzas de seguridad.

Las autoridades responsabilizan a las organizaciones extremistas locales National Thowheed Jamath (NTJ) y Jammiyathul Millathu Ibrahim (JMI) de los ataques, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)