28 de mayo de 2019 10:38

Detienen a ocho personas acusadas de pertenecer a banda de sacapintas

El operativo fue dirigido por la Subdirección de Investigaciones de Delitos Contra el Derecho a la Propiedad (Sidprobac) de la Policía.

El operativo fue dirigido por la Subdirección de Investigaciones de Delitos Contra el Derecho a la Propiedad (Sidprobac) de la Policía. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Diego Bravo
Redactor (I)

Ocho personas fueron detenidas la madrugada de este martes 28 de mayo del 2019 en la avenida Machala y calle Manuel de la Gala, en el barrio Quito Norte. Ellos son investigados porque supuestamente pertenecen a una organización delictiva dedicada a robar viviendas en el sector de Tumbaco.

El operativo fue dirigido por la Subdirección de Investigaciones de Delitos Contra el Derecho a la Propiedad (Sidprobac) de la Policía. Los agentes de esa entidad indicaron que los sospechosos también asaltaban a personas que retiran altas sumas de dinero de los bancos (sacapintas).

La incursión se realizó en una vivienda luego de tres meses de investigaciones. Los agentes efectuaron varios seguimientos para establecer cómo operaban los integrantes de la organización delictiva. Así conocieron que atacaban a las víctimas desde enero de este 2019.

Esta es la casa donde los sospechosos fueron detenidos. Los vecinos del sector mostraron preocupación. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Esta es la casa donde los sospechosos fueron detenidos. Los vecinos del sector mostraron preocupación. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Actuaban en el centro y sur de la capital. También en los valles aledaños para robar casas. Los policías dijeron que no tenían un lugar fijo. “Se movilizaban en la ciudad, utilizaban vehículos alquilados”, manifestó el coronel Fausto Martínez, jefe de Operaciones de la Sidprobac.

Los uniformados levantaron evidencias: cuatro carros, armas de fuego, entre otros. Pasadas las 09:00 de hoy, ellos continuaban en el lugar del allanamiento para recabar más indicios. Los efectivos encapuchados del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) colaboraron en la incursión.

Resguardaban el lugar, observaban que la gente no se acerque a la vivienda. Los vecinos comentaban en voz baja que la zona era peligrosa para los transeúntes. Sentían miedo y prefirieron no hablar por seguridad.

Tras la detención, los policías esperan que se realice la audiencia de formulación de cargos. Como pruebas, la Policía entregó videos con seguimientos y vigilancias a la Fiscalía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)