13 de September de 2009 00:00

La detención de un edil divide a Muisne

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Esmeraldas

La tensión se mantiene en el cantón  Muisne, en donde el apresamiento del concejal en funciones del MPD, Óliver Márquez, ha dividido a la población. Sus familiares y amigos consideran que la detención, ocurrida el lunes último, es una represalia política.

Creen que tras esto están sus adversarios, entre ellos los cinco concejales de Alianza País, que dominan el Concejo. Sin embargo el vicealcalde, Paúl Vélez, quien lidera el frente denominado Trabajando por ti Muisne, descartó que ellos hayan propiciado la detención del concejal, quien es el único aliado del alcalde Ángel Bernal (MPD).

Para Vélez, las amenazas de Márquez de enviar a la cárcel a todos los responsables de irregularidades en administraciones anteriores habrían generado un sentimiento de rechazo. 

“Es así como alguien desempolvó una boleta de detención, emitida por un proceso judicial de hace ocho años”, dijo Vélez. En ella se acusó a Ovidio Demera, Ángel Perdomo y Óliver Márquez de saqueo e invasión al Municipio.

El afectado no entiende cómo se les pudo acusar de invadir el edificio municipal, si los tres  se desempeñaban como concejales. El incidente ocurrió durante un levantamiento popular que expulsó al Alcalde de aquel entonces, Milton Bucheli. Eso, por incumplimiento de sus promesas de campaña. Ahí se señaló a los tres ciudadanos como presuntos líderes de la revuelta y se los enjuició.

Márquez cumple hoy su octavo día tras las rejas, en el Centro de Rehabilitación Social de Esmeraldas. Allá  fue trasladado el miércoles, luego de haber permanecido en el Centro de Detención Provisional.

La audiencia de hábeas corpus, solicitada por el concejal, fue cambiada del viernes para el lunes. El abogado defensor del concejal, Ramiro Morales, señaló que la Corte Provincial de Justicia solicitó postergar la audiencia porque para el viernes estaban previstos cuatro trámites judiciales y no había tiempo para otro más.

Desde la prisión

Amigos, familiares y simpatizantes de Márquez convocaron a una marcha de respaldo al concejal. La movilización se realizó el viernes en la tarde.

La esposa de Márquez, Helen Patiño, lo visita dos veces al día. Ella le lleva comida y los periódicos para que se mantenga informado.

La  directora de la cárcel, Lorena Torres, negó cualquier contacto de Márquez con la prensa. Hasta el momento no se conoce quién o quiénes acusaron al concejal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)