27 de julio de 2018 15:37

Cesan a médicos que atendieron a manifestantes heridos en Nicaragua

Las protestas en contra del Gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua estallaron el 18 de abril y no han parado. Foto: EFE

Las protestas en contra del Gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua estallaron el 18 de abril y no han parado. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 84
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Ministerio de Salud (MINSA) de Nicaragua despidió de sus puestos a más de una veintena de médicos de un hospital público de la ciudad de León (occidente) que atendieron a manifestantes heridos durante recientes protestas contra el Gobierno, denunciaron hoy, 27 de julio del 2018, varios de los afectados.

El gastroenterólogo Javier Pastora dijo a Dpa que él es uno de los especialistas cesados del hospital-escuela "Oscar Danilo Rosales" de León.

En el grupo figuran pediatras, ortopedas, infectólogos, cirujanos plásticos, anestesiólogos y el único oncólogo pediatra que tenía el hospital.

"Esto afectará seriamente la calidad de la atención de nuestros pacientes" en el principal hospital público del occidente de Nicaragua, se lamentó Pastora, quien era el jefe del área de cirugía y tiene una larga trayectoria como médico y como docente. Atribuyó el despido a que los galenos atendieron a varios manifestantes heridos, en su mayoría jóvenes, durante las protestas que estallaron el 18 de abril, desafiando una presunta orden de la dirección del hospital y del MINSA de no darles servicio médico.

Indicó que en las cartas de despido, firmadas por la directora del hospital, Judith Lejarza Vargas, se les informa que prescinden de sus servicios sin explicar las razones de la decisión. Estudiantes universitarios de León, a 90 kilómetros de Managua, realizaron un "plantón" pacífico frente al centro asistencial para protestar por lo que consideraron "una represalia" contra los médicos, que también mostraron a la prensa sus cartas de despido.

La medida no fue confirmada oficialmente por el MINSA ni por la vicepresidenta Rosario Murillo en sus habituales declaraciones del mediodía, en las que fustigó duramente a los opositores, a quienes llamó "golpistas, terroristas y satánicos".

"Nosotros no exigimos venganza, pero sí justicia y reparación. Las instituciones van a identificar los crímenes y a los criminales golpistas y satánicos. Que paguen por la destrucción de Nicaragua", afirmó Murillo, que también es la vocera oficial y la esposa del presidente Daniel Ortega.

La crisis en Nicaragua ha dejado al menos 448 muertos y más de 2.800 heridos en menos de cuatro meses, según organismos de derechos humanos independientes. El Gobierno reporta 56 fallecidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)