21 de September de 2009 00:00

Los desechos preocupan a la capital de Zamora Chinchipe

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Loja

La disposición final  de los desechos sólidos se ha vuelto un problema en la capital zamorana. Eso porque el relleno sanitario ha colapsado, tanto así que ahora funciona como un vertedero a cielo abierto.  Este problema preocupa a las autoridades que buscan posibles soluciones.

El relleno se habilitó en el sector de La Genaira, hace cinco años. Para ello se destinó un área menor a una hectárea. No obstante, desde hace más un mes, los desperdicios ya no son confinados en cubetos ni cubiertos con tierra. Solo son arrojados junto a una quebrada junto al ex relleno.  

Eso ha provocado molestias a quienes viven cerca a este lugar. Ellos se quejan de los malos olores, especialmente en horas de la mañana y entrada la noche.  María Torres   cuenta que los roedores y los mosquitos han proliferado.

Pero el problema  es que el relleno ya no da más. Como medida emergente, el Municipio  consiguió  una hectárea más junto al relleno. Ahí dejan las más de 20 toneladas que se recogen diariamente en la ciudad.

Según  los planes del Cabildo, en este espacio se podrán arrojar los desperdicios por  un año más.

El jefe de Desarrollo Comunitario, José Paqui, dijo que  el Municipio  desarrollará un plan de manejo de los desechos en mancomunidad con los municipios ubicados en las riberas del río Zamora.

Estos  son: El Yanqui, Yantzaza, Centinela del Cóndor y Zamora. “Estamos viendo la factibilidad de desarrollar un sistema de tratamiento”, manifestó.

Sin embargo, para emprender este plan y mejorar el sistema de recolección, el alcalde Amilcar Rodríguez indicó que será necesario elevar la tasa por recolección de basura. “El Municipio subsidia el 70% del servicio, pero desde enero del próximo año, la población tiene que colaborar”.

Por lo pronto, lo que sí ha hecho el Cabildo es reparar dos recolectores que estaban dañados (solo operaban dos, ahora son cuatro). Con ello, las zonas de  Bombuscaro, Las Vallenas, Podocarpus, La Colina, Tunanza y Timbara, se benefician de la recolección.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)