1 de noviembre de 2019 17:02

El desabastecimiento de agua en el norte de Quito empezó en la tarde de este 1 de noviembre de 2019 

El reemplazo de una válvula de 13 años se inició ayer en la Central de Paluguillo. Foto: Vicente Costales / El Comercio

El reemplazo de una válvula de 13 años se inició ayer en la Central de Paluguillo. Foto: Vicente Costales / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Quito

Los barrios ubicados en San Antonio, Calderón y los valles de Quito aún tenían agua potable en sus casas hasta las 15:00 de este 1 de noviembre de 2019.

Los moradores de sectores como Bellavista, San Francisco, Bonanza, y El Común, al ver que el caudal era abundante, pensaron que no habría suspensión del servicio tal como lo advirtió la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps).

Según la entidad, debido al cambio de una válvula que forma parte del sistema Papallacta, 10 sectores de la capital (donde habitan unas 700 000 personas) se quedarían sin agua por tres días, desde el viernes 1 de noviembre de 2019 hasta el domingo 3 de noviembre.

La Epmaps informó que algunos sectores tuvieron el servicio hasta las 15:00 porque, a pesar de que se cortó el fluido, todavía no se terminaba de secar el tanque. No obstante, las tuberías se vaciaron.

Desde la mañana de hoy, un equipo de unas 70 personas se encarga de cambiar la válvula .

En la Central de Paluguillo, donde realiza este trabajo, Juan Fernando Robalino, gerente de Operaciones de Epmaps, explicó que se decidió realizar el procedimiento en feriado porque las estadísticas demuestran que el consumo baja. Por ejemplo, en Carapungo, en un día habitual, se registra un consumo de 600 litros por segundo y en feriados largos disminuye al menos un tercio.

La válvula principal del sistema de agua en Papallacta fue reemplazada por una nueva.


La válvula que será reemplazada pesa alrededor de cinco toneladas y la nueva cerca de 20. El cambio del equipo se realiza luego de 13 años de operación.

El Gerente de Operaciones sostiene que el nuevo equipo es más pesado porque tiene mecanismos que le permitirán una mayor duración. Se prevé que sean unos 20 años. El nuevo aparato se encuentra a un costado del sitio donde será colocado y se usarán grúas para poder movilizarlo.

Robalino dice que la válvula nueva (que es de origen suizo) llegó hace cinco años a la planta de tratamiento. Sin embargo, no se había concretado el proceso de sustitución, y en esta administración municipal se decidió hacerlo.

Mientras muestra el equipo ubicado a unos metros del antiguo, Robalino explica que el cambio es necesario porque ya se corría el riesgo de daños, como fisuras, por la fuerte presión que soporta la válvula.

La Epmaps enviara tanqueros para que abastezcan del líquido a las zonas afectadas, desde las 07:00 hasta las 19:00.Se prevé que el servicio de agua potable se normalice entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)