26 de septiembre de 2018 12:58

Denuncia de 6 países ante Corte Penal Internacional aumenta presión sobre Maduro

Los presidentes Mauricio Macri (Argentina), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Martín Vizcarra (Perú), así como por el primer ministro Justin Trudeau (Canadá), firmaron una petición para que la Corte Penal Int

Los presidentes Mauricio Macri (Argentina), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Martín Vizcarra (Perú), así como por el primer ministro Justin Trudeau (Canadá), firmaron una petición para que la Corte Penal Internacional (CPI) investigue crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 35
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Seis países americanos oficializaron este miércoles 26 de septiembre del 2018 en Nueva York una petición dirigida a la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

El paso dado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú carece de precedentes e incrementa la presión internacional sobre el presidente Nicolás Maduro.

Nunca un Estado ha sido denunciado por otro ante el Tribunal con sede en La Haya (Holanda).

La misiva, presentada por los cancilleres en la ONU al margen de la Asamblea General que arrancó el martes 25 de septiembre, habla de crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela desde el 12 de febrero de 2014, cuando comenzó la primera ola de protestas contra Maduro.

Fue firmada por los presidentes Mauricio Macri (Argentina), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Martín Vizcarra (Perú), así como por el primer ministro Justin Trudeau (Canadá). El país norteamericano se unió en el último momento a iniciativa.

El documento hace referencia a un informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU; otro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y un tercero que un grupo de juristas internacionales realizó por encargo del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Este último, además de denunciar ejecuciones extrajudiciales y torturas, entre otras cosas, asegura que en Venezuela existe un "ataque generalizado y sistemático" con intención política.

"El fin de la dictadura, el retorno a la democracia y la plena libertad es el único camino posible (en Venezuela)", proclamó hoy miércoles el presidente Duque ante la Asamblea General de la ONU.

"Pero igual de importante es que se ejerzan todos los mecanismos internacionales para denunciar, investigar y sancionar por parte de la Corte Penal Internacional a quienes han sembrado esa tragedia deleznable", añadió el nuevo mandatario colombiano.

La remisión de la solicitud a La Haya, en cualquier caso, no conducirá automáticamente a la apertura de una investigación, según dijeron fuentes de la CPI. Lo que sí puede hacer es acelerar el inicio de las pesquisas si la Fiscalía concluye que se cumplen todos los requerimientos en un examen preliminar que abrió en febrero.

La CPI, que echó a andar en 2003, es un Tribunal de Justicia internacional permanente cuya labor es juzgar crímenes de guerra, de lesa humanidad y genocidio. No pertenece al sistema de la ONU, pero tiene un acuerdo con él. Su competencia se extiende sobre los países que ratificaron el Estatuto de Roma, con el que se creó.

Venezuela fue el primero de Latinoamérica en hacerlo y también lo han suscrito los seis que firmaron la misiva. La denuncia no va dirigida contra Maduro ni supone una acusación específica a ninguna persona, sino que pide el inicio de un proceso que, si avanza, sí puede llevar a identificar a presuntos responsables de delitos de lesa humanidad. "La situación en Venezuela es catastrófica", dijo este miércoles Trudeau.

El Secretario general de la OEA celebró la acción. "Los mandatarios de estos seis países han dado hoy un paso histórico y sin precedentes en la historia de nuestra América, generando un hito fundamental en aras de la justicia, la rendición de cuentas, la no repetición y la reparación a las víctimas de la dictadura venezolana", dijo Almagro.

El político uruguayo es uno de los mayores críticos de Maduro y sostiene desde hace tiempo que en Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad. Fue por ello por lo que encargó la investigación que devino en mayo en uno de los informes sobre los que ahora se apuntala la denuncia. Ese reporte pedía de hecho a los países miembro de la OEA que acudieran a La Haya.

También Human Rights Watch respaldó la denuncia. "Estos Gobiernos están dejando claro que la total falta de justicia por los abusos en Venezuela es inaceptable", manifestó José Manuel Vivanco, director de la organización para las Américas.

La mayor presión sobre la Venezuela de Maduro está llegando con la crisis migratoria que ha desencadenado el desastre humanitario en un país que desde hace años atravesaba ya una crisis política y económica.

Acnur estima que unos 2,3 millones de personas han abandonado Venezuela desde 2014. Brasil y Colombia son los países que más están sufriendo el impacto de ese flujo, que también es importante en Perú y Ecuador, entre otros.

"Mientras que el conflicto en Siria ha generado un flujo de 600 000 migrantes al año tan solo a Turquía en un periodo de seis años, Colombia, en menos de dos años, les ha abierto las puertas a casi un millón de hermanos venezolanos", dijo este miércoles Duque. "Estamos viviendo la crisis migratoria y humanitaria más indignante de la historia reciente de la región, por cuenta de una dictadura que aniquiló las libertades", añadió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)