Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…

Alta demanda de oxígeno se registra para casos más graves de covid-19

Dos camiones con oxígeno llegaron para abastecer al Hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil.

Dos camiones con oxígeno llegaron para abastecer al Hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil.

Dos camiones con oxígeno llegaron para abastecer al Hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil. Foto: Twitter / IESS

Para los pacientes con covid-19 en estado grave, el oxígeno es indispensable. “Es la diferencia entre la vida y la muerte”, precisa el médico Hugo Romo. Lo sabe la guayaquileña Andrea Torres, a quien se le ha dificultado hallar tanques de este insumo que necesitan su padre, su madre y un tío.

Este tratamiento se conoce como oxigenoterapia. Se utiliza en pacientes con coronavirus que han desarrollado insuficiencia respiratoria o neumonía. Es decir, quienes tienen una inflamación en el pulmón, que impide el ingreso y salida de oxígeno de manera natural. Este problema ocasiona ahogamiento o falta de aire.

Esto es más evidente en personas adultas mayores, ya que presentan deterioro de la reserva pulmonar, a causa de la edad, explica el infectólogo Byron Núñez. “Quienes tienen una inflamación en el pulmón desarrollan neumopatías, es decir, limitaciones respiratorias futuras”, por lo que el tratamiento es esencial, pero requiere prescripción médica.

El suministro se hace mediante presión con respiradores o máquinas de ventilación mecánica, dispositivos demandados en esta crisis sanitaria. Citada por BBC Mundo, la Asociación Latinoamericana del Tórax (Alat), dice que en Ecuador hay 1 200 respiradores; siete por cada 100 000 habitantes.

Romo, quien es presidente de la Academia Ecuatoriana de Medicina, asegura que otra opción es el concentrador de oxígeno. Es un equipo que reemplazaría a los tanques. Y mencionó que es básico hacer una previsión de cuánto se requiere durante esta crisis sanitaria.

Los familiares de Andrea están entre los 55 y 60 años y presentan insuficiencia respiratoria. Los médicos le han dicho que necesitan urgentemente oxígeno. En su búsqueda, afirma, se ha encontrado con largas filas. Ha llamado a decenas de proveedores. Eso se refleja en los pedidos insistentes escritos en redes sociales.

En los pocos lugares en donde le han contestado se registran “precios exagerados”, según dice. Un tanque pequeño pasó de USD 200 a 600 o más, por lo que pide, como otros, control de las autoridades.

Por la alta demanda, principalmente en Guayas, el Ministerio de Producción implementó un proceso simplificado para empresas que solicitan autorización para distribuir oxígeno en cilindros. Y se aprobó la recarga en tanques industriales; siguiendo las normas técnicas.

El Seguro Social también buscó solucionar el problema de abastecimiento. Envió dos camiones a Guayaquil, para el Hospital de Especialidades Teodoro Maldonado Carbo.

Empresas como Linde, que se encarga de la fabricación de oxígeno medicinal, mantienen su producción activa para garantizar el suministro, respondieron. También, aseguraron, realizan recargas en los domicilios de los pacientes.

Fundaciones como Manos Ecuador y Perla Protegida se sumaron a la entrega de 27 cilindros en el Hospital Los Ceibos, del IESS. Lo mismo se haría en el del Guasmo Sur.

Suplementos digitales