14 de September de 2009 00:00

‘Delpo’ juega su primera final de Grand Slam

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nueva York. AFP

El argentino Juan Martín del Potro alcanzó ayer la primera final de Gran Slam de su carrera. Luego de 2  horas y 20 minutos de partido, derrotó al español Rafael Nadal por 6-2, 6-2 y 6-2, durante la semifinal del US Open.

‘Delpo’, como le dicen al gaucho, se enfrenta hoy en la final del torneo con Roger Federer, quien ayer se impuso al serbio Novak Djokovic: 7-6 (7-3), 7-5 y, 7-5.



Nadal, en deuda
El US Open es el único Grand Slam que le falta en las vitrinas al español Rafael Nadal. Ayer no ocultó su molestia por no alcanzar la final, pero felicitó el juego mostrado por Martín del Potro. 
“Desde chiquito veía este estadio tan grande y me daban ganas de jugar aquí. Sin duda  este es mi torneo favorito”, declaró un emocionado Del Potro al  finalizar el partido de semifinales.
El ex tenista José Luis Clerc  elogió el juego de la ‘Torre de Tandil’: “La verdad es que impresiona, le pueden pasar 50 pelotas y a todas les pega con la misma intensidad”, dijo Clerc.
Del Potro contó con su propia hinchada en la cancha. Su familia y amigos acudieron al partido y lo apoyaron en la victoria.Con la fenomenal potencia de su derecha y la efectividad de su servicio, el argentino, de 20 años y 1,98 m de estatura, dominó al español de principio a fin. El partido se jugó  en la cancha central Arthur Ashe, en Nueva York.

En una jornada en la que el sol volvió a brillar, Del Potro mostró sus credenciales y le dio la razón a los que opinan que puede aspirar a ser  número uno del mundo. El tercero favorito,  Nadal, no pudo enfrentar a los potentes golpes y saques de su rival.

El español ha pasado por momentos difíciles en su carrera. Tuvo que lidiar con una contractura abdominal que lo afectó; y hace un mes regresó al circuito tras una ausencia de más de dos meses por una lesión en la rodilla.

El primer y el segundo set fueron calcados, tanto en el resultado como en el trámite y en la duración. En ambos casos Del Potro quebró en el cuarto y el octavo juegos, mientras su rival desperdició los ‘break-points ‘que tuvo.

Con Del Potro arriba 4-2, Nadal pareció que se recuperaba en el séptimo ‘game’, pero malogró dos oportunidades de quiebre. El saque, arma preferida del argentino, volvió a salir en su ayuda para mantener la ventaja, que luego aumentaría con un segundo quiebre y su tercer punto para set.

La segunda manga duró apenas un minuto más, pero prolongó la frustración de Nadal. No pudo volver a concentrarse en el partido, como lo hizo  ante el francés Gael Monfils en octavos de final. Del Potro quebró los servicios de Nadal varias veces. Y terminó por vencerlo 6 puntos a 2.

A Nadal solo le quedaba luchar hasta el final, pero su rostro reflejaba que ayer no era su día. Minutos antes, conversó un breve momento con el fisioterapeuta acerca de su problema abdominal. En el tercer set salió a la cancha para dar lo que podía.

Pero hoy, la derecha de Del Potro golpeó de muerte a Nadal con un nuevo quiebre en el tercer juego. El español, un luchador nato, no se entregó fácil a la derrota: mantuvo su saque, pero no le alcanzó para provocar daño en la sólida ‘torre’ argentina que tenía enfrente. Con el  marcador 5-2, sacó para el punto de partido. Nadal no pudo responder un golpe esquinado de su rival y Del Potro consiguió el mayor triunfo de su carrera: avanzar a la final del Abierto de Estados Unidos y derrotar aplastantemente a Nadal.

Por su parte, Roger Federer se impuso al serbio Novak Djokovic en tres parciales por 7-6, 7-5, 7-5.  Jugando un tenis de altura, el número uno mundial y cinco veces campeón del US Open venció al competitivo tenista serbio en dos horas y 34 minutos de juego, con un servicio imparable.

Federer dosificó sus fuerzas durante el compromiso y cuando tuvo que apretar a su adversario lo hizo para conquistar los puntos. En muchos pasajes del partido, Djokovic tuvo que esforzarse en extremo para contrastar la contundencia en los golpes de Federer. “Espero que mañana (hoy) sea un gran juego y pueda llevarme la victoria en este torneo que me gusta mucho”, dijo el suizo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)