20 de abril de 2020 00:00

186 delitos sexuales, denunciados en 20 días de aislamiento

La Fiscalía admite que las restricciones por el covid-19 dificultan que todas las víctimas denuncien. La Defensoría Pública activó una vía para conocer casos

La Fiscalía admite que las restricciones por el covid-19 dificultan que todas las víctimas denuncien. La Defensoría Pública activó una vía para conocer casos. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 46
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Ana Belén Rosero
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante la emergencia declarada por el covid-19, las unidades de flagrancia que operan en el país reciben a diario a víctimas que denuncian haber sido violadas, abusadas o acosadas. Información que la Fiscalía levantó del 16 de marzo al 4 de abril muestra que las oficinas judiciales receptaron 186 casos de violencia sexual.

La entidad confirma que la mayoría de esos hechos ocurrió mientras las víctimas se encontraban en sus casas. Guayas, Pichincha, Esmeraldas, Imbabura y Pastaza son las provincias en donde en estos días se han registrado más delitos de este tipo.

Por ejemplo, en Esmeraldas la Fiscalía formuló cargos en contra de un hombre por el presunto delito de violación contra una niña de 11 años. En la queja consta que el sospechoso es el padrastro.

Según las indagaciones, el ataque ocurrió el 10 de abril, cuando la madre salió a trabajar en un hospital público. Tras los hechos, el hombre huyó y la pequeña esperó a su mamá para contarle lo ocurrido. Entonces llamaron a la Policía y el sospechoso fue capturado en la vivienda de un vecino. Tras la audiencia, un juez ordenó prisión preventiva y emitió una boleta de auxilio a favor de la niña.

Según el Código Penal (art. 171), ese ilícito es sancionado con cárcel de 19 a 22 años. Mientras permanecía en su casa, una joven de 23 años también fue agredida sexualmente por su tío. El hecho ocurrió la semana pasada en Los Ríos. El presunto perpetrador también está preso.

La chica fue sometida a un examen médico-legal ginecológico y a una valoración psicológica. Con ambas evidencias, el hombre fue procesado penalmente y arrestado.

El fiscal Luis Pesantes sostiene que en casos de delitos sexuales esas dos pericias son esenciales para acusar.

Otro caso ocurrió en Orellana el pasado 1 de abril. Un adolescente de 14 años fue acusado porque aparentemente violó a su prima. El ilícito se habría perpetrado dentro del domicilio, donde ambos pasaban la cuarentena. Según las indagaciones, la mujer tiene discapacidad intelectual. Por eso, una jueza dispuso el internamiento preventivo del procesado.

La Fiscalía reconoce que el confinamiento impide que todos los casos se denuncien. De hecho, los 186 casos reportados entre el 16 de marzo al 4 de abril son menos en comparación con los 835 registrados en ese mismo periodo del año pasado.

“Cuando termine la crisis aparecerán las denuncias de las personas que actualmente no han podido hacerlo”, indica una experta en materia de género de la Fiscalía.

Andrés Aguirre, coordinador de la Unidad de Víctimas de la Defensoría Pública, también coincide en que hay un grupo de personas que por el aislamiento domiciliario o por temor a represalias del agresor no ha acudido a las oficinas fiscales. Por ello, esa entidad habilitó en su página web un espacio para que las personas puedan contar su caso de forma reservada.

La idea es que luego el organismo canalice la denuncia. La misma iniciativa tomó la Defensoría del Pueblo. En la web institucional hay un ‘link’ de ‘contáctanos’. Luego de ingresar los datos y el relato de los hechos, un miembro de esa institución se pondrá en contacto con los afectados.

Además, el ente recomienda otras opciones para alertar sobre una agresión sexual, como contactarse con la UPC más cercana. El Consejo de la Judicatura dispuso que durante la emergencia sanitaria los funcionarios judiciales atiendan este tipo de violencia las 24 horas.

La idea es que pese a la cuarentena se pueda judicializar a los agresores. Por ejemplo, el pasado 3 de abril, Fiscalía procesó a un joven de 24 años por violar a una menor de 12.

Esto se reportó en un domicilio en el norte de Quito. La jueza dispuso la prohibición de salida del país del sospechoso y la obligación de presentarse periódicamente ante una autoridad judicial.

La semana pasada, en cambio, un hombre de la tercera edad fue procesado por agredir sexualmente a un niño de 9 años, en Orellana. Según la versión que la madre entregó en las oficinas de la Fiscalía, el sospechoso era un amigo de la familia y el delito se perpetró en el domicilio. La fase de investigación pública durará 30 días y el plazo empezará a correr luego de que pase la emergencia sanitaria. Las autoridades han pedido que todas estas agresiones se denuncien de inmediato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (3)