17 de febrero de 2020 19:18

La Defensoría abre investigación sobre estudiantes que fueron amarrados y amordazados por profesora en Quito

Imagen referencial. La Defensoría del Pueblo anunció que abrió una investigación sobre el caso de los estudiantes que fueron amarrados y amordazados por una profesora, dentro de las aulas de un plantel en Quito. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. La Defensoría del Pueblo anunció que abrió una investigación sobre el caso de los estudiantes que fueron amarrados y amordazados por una profesora, dentro de las aulas de un plantel en Quito. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Yadira Trujillo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Coordinación General 9 de la Defensoría del Pueblo abrió una investigación sobre el caso de violencia en contra de niños de un plantel tradicional de Quito, por parte de una profesora. Durante dos años años, los alumnos fueron amarrados de manos y pies y amordazados con cinta adhesiva, entre otras cosas, denunciaron sus madres.

Este lunes 17 de febrero del 2020, a través de un pronunciamiento previo al inicio de las investigaciones, la Defensoría del Pueblo informó que el proceso se realiza con el objetivo de recoger información urgente e inmediata de la situación.

“Se ha solicitado a la Junta Distrital de Educación, el proceso administrativo abierto contra la maestra para así decidir la estrategia más adecuada al caso”, señaló la Defensoría. Además exhortó a todas las instituciones educativas a trabajar en el marco del principio del interés superior del niño, niña o adolescente y en la necesidad de que el entorno educativo sea libre de violencias.

El viernes 14 de febrero del 2020, este Diario publicó el caso, dado a conocer por la nueva docente de los estudiantes, que ahora cursan el sexto de básica, a los padres de familia.

La Subsecretaría de Educación de Quito dijo que la denuncia fue llevada a la Junta de Resolución de Conflictos en octubre del 2019 y que entre las medidas de protección se separó a la profesora de la institución educativa. Sin embargo, las madres de familia están preocupadas, ya que aseguran que la docente regresó al plantel. Temen por la seguridad de sus hijos.

Tras los hechos denunciados, ocurridos durante los dos períodos escolares anteriores, los niños maltratados han tenido afectaciones psicológicas, luego de ser obligados a tomar leche con ají o a comer máchica hasta atorarse, contaron las madres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)