3 de mayo de 2018 00:00

Defensa lidera la estrategia para controlar frontera norte

El miércoles, Oswaldo Jarrín (de terno) llegó al Ministerio de Defensa y recibió los honores por parte de los comandantes de FF.AA. Foto: Cortesía Ministerio de Defensa

El miércoles, Oswaldo Jarrín (de terno) llegó al Ministerio de Defensa y recibió los honores por parte de los comandantes de FF.AA. Foto: Cortesía Ministerio de Defensa

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 33
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La primera cita entre el presidente Lenín Moreno y sus nuevos ministros del Interior y de Defensa se desarrolló a puerta cerrada. Mauro Toscanini y Oswaldo Jarrín fueron citados a Carondelet al mediodía del 2 de mayo del 2018 y tras dos horas de conversaciones solo Toscanini llegó al patio principal de la Presidencia y habló 50 segundos.

Allí, el Ministro del Interior entrante contó que en el encuentro con el Jefe de Estado se coordinaron acciones para garantizar la paz, la tranquilidad y la gobernanza del país.

“Próximamente, cuando tengamos algo en firme que decir, acciones que vayamos a seguir y la planeación estratégica del Ministerio, tendremos una conversación con preguntas y respuestas”, dijo. Y se fue.

Jarrín se pronunció públicamente dos horas después del encuentro con Moreno. Lo hizo desde el salón de los Libertadores en el Ministerio de Defensa. Su intervención duró 13 minutos y allí indicó que las FF.AA. harán respetar el territorio nacional “ante cualquier grupo trasnacional irregular que pretenda ofender o infiltrarse en suelo ecuatoriano”.

Jarrín se presentó en el Ministerio con el Jefe del Comando Conjunto, César Merizalde, y el subsecretario de Defensa, Washington Buñay, y habló del trabajo que realizarán.

Según el Ministro, estos dos militares trabajarán en una planificación sobre las acciones de seguridad fronteriza.

Luego, Jarrín expondrá en el Consejo de Seguridad Pública del Estado un diagnóstico de lo que sucede en esa zona.

Sobre esos resultados se reformulará la política de seguridad limítrofe para el norte.

En su pronunciamiento también se refirió a un supuesto comunicado que habría sido emitido por el Frente Óliver Sinisterra. En ese documento, el grupo armado que opera en Nariño, Colombia, pide un cese al fuego para entregar los cuerpos del equipo periodístico de este Diario y la liberación de dos ecuatorianos. Jarrín dice haber recomendado a Moreno que el Estado sea interlocutor solo con Estados. “Para nosotros no es un interlocutor válido (este grupo ilegal)”.

Otro punto que informó sobre la cita con el presidente Moreno fue que el Jefe de Estado consideró que el Ministerio de Defensa sea el coordinador del sector de Defensa. “Esto significa Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Inteligencia y la Secretaría de Gestión de Riesgos”.

Este es uno de los cambios de estrategia que adoptó el Gobierno, pues antes de la designación de Jarrín y Toscanini, el vocero oficial de las operaciones que se realizaba en la frontera norte era el exministro del Interior, César Navas, quien salió del cargo por falta de resultados en la captura del responsable del grupo armado.

El miércoles 2 de mayo, Jarrín también habló sobre las organizaciones irregulares que operan en Colombia. Lo hizo muy temprano en el minuto cívico del Ministerio de Defensa. El Secretario de Estado dijo que la desmovilización de las FARC generó que los grupos ilegales se reconstituyeran con disidentes, exparamilitares, delincuencia local y narcotraficantes.

Además, aseguró que el objetivo de estas agrupaciones es mantener el control de los ejes fluviales y terrestres para la producción y transporte de droga. “Nuestra Patria necesita de protección ante numerosos y cobardes atentados que han significado el costo de la vida y de la libertad de insignes ecuatorianos en el cumplimiento de su deber profesional”.

De hecho, la designación de los nuevos ministros se hizo con base en su experiencia y formación. Así lo reveló el secretario Particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán.

El miércoles por la mañana, él llegó al Palacio de Gobierno y detalló que Jarrín es un exmilitar y académico en temas de seguridad para velar por la frontera y las amenazas externas del Ecuador. En cambio, Toscanini, al tener una maestría en Gobernanza, se encargará de apoyar el trabajo de Jarrín y también se preocupará en cuidar el resto del país, las ciudades y las poblaciones.

Especialmente, por las amenazas de bombas que se han proliferado en los últimos días. El 2 de mayo, por ejemplo, la Policía reportó que hubo dos alertas falsas en Ibarra y Guayaquil. A través de llamadas telefónicas se informó de la existencia de explosivos en dos unidades educativas. En esos casos, la Policía detuvo a un sospechoso y aisló a un adolescente para investigar las emergencias.

Roldán se pronunció sobre la acción que el Gobierno realizará para la recuperación de los cuerpos del periodista Javier Ortega, del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra, de este Diario.

Según el funcionario, el Gobierno dará todas las facilidades para la recuperación de los cadáveres. “Estamos esperando que nos entreguen las coordenadas para en ese momento retirar Fuerzas Armadas, retirar policías y que la Cruz Roja pueda hacer su trabajo”, dijo.


El Secretario Particular de la Presidencia también espera que los irregulares entreguen a Óscar Villacís y a Katty Velasco, secuestrados el 12 de abril pasado. Los familiares de la pareja piden una prueba de vida. Ellos acudieron ayer a la Defensoría del Pueblo y pidieron que intervenga ante la Fiscalía. Lo que quieren saber es si desde esa entidad se abrió una investigación y las acciones que se han concretado.

En contexto

El 26 de abril, el presidente Lenín Moreno aceptó la renuncia de los ministros del Interior, César Navas, y de Defensa, Patricio Zambrano. Horas después nombró a Mauro Toscanini y a Oswaldo Jarrín como sus reemplazos. Ellos planifican acciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)