2 de September de 2009 00:00

Por el decreto 8 de Correa, el Conatel se volvió juez y parte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

El Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión (Conartel), que era presidido por el representante del Presidente de la República, desapareció.

Pero el organismo que ahora cumple sus funciones, el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), también tiene como autoridad al delegado del Primer Mandatario.

En la práctica, el Ejecutivo dirige ese ente técnico que, desde el 13 de agosto, está bajo  su propio organigrama: el Ministerio de Telecomunicaciones.

Ese es el primer tropiezo que afronta la petición del presidente Rafael Correa, de abrir un cuarto expediente contra Teleamazonas planteando su censura.

Según el ex presidente del Conatel, Juan Carlos Solines, el primer vacío legal radica en que el Conartel fue disuelto por decreto y no por Ley. “Una norma inferior, como no puede estar sobre una de carácter superior”.

Solines cree  que a esto se debe el moderado pronunciamiento del ministro de Telecomunicaciones, Jorge Glas, respecto al caso de Teleamazonas. La semana pasada, ese canal se hizo eco de un audio que Fernando Balda (PSP) difundió. En la grabación, Correa, el ministro Ricardo Patiño y la asambleísta Silvia Salgado hablan de supuestos cambios a la Constitución de Montecristi.

“El Conatel y la Superintendencia de Telecomunicaciones (Suptel) respetarán el debido proceso”, dijo Glas, aunque no  ha definido cuál ni como será este.

Fernando Bucheli, ex titular del Conartel, coincide con Solines. Lo fundamental es reformar la Ley de Telecomunicaciones para que a partir de allí el Conatel asuma legalmente las funciones del ex Conartel.

Por eso, el problema central -explica Solines- es que si el Conatel avoca conocimiento de esta nueva demanda, el trámite, desde su origen, nacerá  viciado.

Sin embargo, si la demanda procede a pesar de no reformar la Ley y por orden de Correa, primero el Conatel deberá solicitar a la Suptel que realice un informe y determine si existe infracción.

Luego, el concesionario (Teleamazonas) tendrá ocho días para presentar sus pruebas de descargo, como lo hizo en el caso de la corrida de toros y del supuesto centro clandestino de conteo de votos en Guayaquil. Los dos tienen sentencia de 20 y 40 dólares, respectivamente, aunque la estación no ha  cancelado ninguna.

Finalmente, el Conatel debe ratificar o modificar la sanción. Pero Solines cree que tampoco es viable pues, según el artículo 76 de la Constitución, nadie podrá ser sancionado por un acto que no está tipificado en la Ley como infracción penal o administrativa.
 
La ley de Radiodifusión y Televisión no describe las infracciones, sino solo las sanciones. Las infracciones están en el reglamento, y “el reglamento no está sobre ella. Entonces también se debe reformar la ley de radio en ese tema”.

Además, según el artículo 132 de la Constitución, solo compete al Legislativo tipificar las infracciones y establecer sanciones.

Específicamente, respecto a la grabación difundida a través de Teleamazonas, Solines también encuentra una dificultad.

El literal h, del artículo 80, del Reglamento de la Ley de Radio y TV, de las infracciones de Clase III sanciona “reproducir videos y/o grabaciones magnetofónicas clandestinas y/o no autorizadas a grabar por parte de los que aparecieren involucrados”.

Para Solines, la sola palabra “magnetofónicas” le quita valor a la acusación. “Esas grabaciones corresponden a las de cinta, y esta se presume que es digital”.

Incluso el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, dijo ayer que  Conatel le ha dicho al Mandatario que no se puede clausurar a Teleamazonas porque “no ha incurrido en faltas técnicas, sino administrativas, que  solo merecen sanciones”.

Un plantón contra los medios 

El pedido de clausura de Teleamazonas, que hizo el presidente Rafael Correa el sábado pasado, trajo reacciones.

Un plantón a favor del Gobierno y en contra de los medios se realizó ayer en los bajos del Ministerio del Litoral, en Guayaquil. En esa dependencia  gubernamental el Primer Mandatario despacha los  martes.

Un grupo de 100  militantes de Movimiento País llegó desde las 08:30 con banderas del oficialismo y carteles contra la prensa. “Prensa mentirosa”, “Teleamazonas fuera” se leyó en las cartulinas. Además de esas frases también se leían otros cartelones en respaldo a la presidencia de Correa en la Unasur.

Los simpatizantes del Régimen llegaron desde las parroquias Ayacucho, Febres Cordero, Ximena, del centro y sur de Guayaquil. El Mandatario los saludó a su llegada a esa dependencia, cerca de las 09:00.
 
Víctor Hugo Rodríguez, dirigente de la parroquia Ayacucho, era uno de los más efusivos. Con un cintillo en su cabeza gritó “Correa, amigo, el pueblo está contigo”. 

Adelantó que se preparan para los próximos días plantones similares en las principales avenidas de Guayaquil. “Es un respaldo al Presidente y además para cuestionar a quienes desinforman”, acotó. La convocatoria estuvo a cargo de Kléber Loor, quien dirige el oficialismo en Guayas, dijo Rodríguez.  

Estas son las primeras evidencias de  lo que el Gobierno ha denominado los Comités de Defensa de la Revolución Ciudadana, CDRC. De acuerdo al Régimen, estos comités servirán para defender al Gobierno ante posibles intentos golpistas y cuando éstos se sientan perjudicados.

La semana pasada, un grupo de beneficiarios de los microcréditos también realizó un plantón en los exteriores de diario El Universo. Pedían la rectificación de la nota periodista “La CFN tiene alto índice de morosidad en los microcréditos”.
 
A la par de la concentración en el Ministerio del Litoral, que duró cerca de dos horas, se realizó una reunión entre los miembros de la Asociación Ecuatoriana de Canales (Aectv) y la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER). Sin embargo, no dieron declaraciones al respecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)