4 de junio de 2019 21:55

Otra declaratoria para dos barrios de Cuenca por la activación de macrodeslizamiento

Pie de Fotos: Alcalde de Cuenca declara en emergencia a dos barrios por la reactivación de un macrodeslizamiento tras el sismo del 26 de mayo. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Pie de Fotos: Alcalde de Cuenca declara en emergencia a dos barrios por la reactivación de un macrodeslizamiento tras el sismo del 26 de mayo. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una nueva emergencia se decretó este martes 4 de mayo del 2019 para el barrio Los Pinos y la Ciudadela Jaime Roldós. Son dos sectores colindantes ubicados en el norte de la capital azuaya, que soportan la reactivación de un macrodeslizamiento producto del sismo del 26 de mayo.

La declaratoria la anunció el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, para comprometer recursos inmediatos para nuevos estudios técnicos y obras emergentes que ayuden a detener esta falla geológica que fue identificada en el 2012 y que compromete seis hectáreas.

En estos siete años, en la Jaime Roldós colapsaron 19 casas y otra veintena del barrio Los Pinos Altos, ubicada sobre la ciudadela presentan fisuras y corren el mismo riesgo. En este último grupo está la vivienda de Patricio Uzhca, de 55 años.

Hace dos meses él y sus tres hijos casados (15 personas) abandonaron su vivienda y pernocta en la casa comunal. Los técnicos de Gestión de Riesgos del Municipio les recomendaron que salgamos porque nuestras vidas estaban en riesgo.

Desde que se identificó el macrodeslizamiento se han realizado cuatro estudios técnicos, comprometidos más de USD 1,5 millones y tres declaratorias de emergencia. La última fue en junio del 2017 y el Municipio habilitó USD 435 para intervenciones.

El barrio Los Pinos y la Ciudadela Jaime Roldós soportan la reactivación de un macrodeslizamiento producto del sismo del 26 de mayo. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

El barrio Los Pinos y la Ciudadela Jaime Roldós soportan la reactivación de un macrodeslizamiento producto del sismo del 26 de mayo. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO


En diciembre del 2018 culminó la construcción de un muro de contención y especies de terrazas con geomembranas para sostener los suelos y evitar el desprendimiento de tierra caían y afectabas a las casas ubicadas en la parte baja. La inversión fue de USD 27 000.

Pero esta obra tampoco solucionó este problema porque la masa de tierra sigue cediendo y por eso está afectada mi casa, dijo Uzhca. Según el alcalde Palacios, el primer paso es el nuevo estudio porque las condiciones morfológicas del suelo han cambiado desde la última intervención y con el movimiento sísmico.

Los habitantes solicitaron el retiro de material para quitarle peso a la montaña. “No hay que hacer movimientos de tierra para que las condiciones de mantengan y el estudio que hagamos determine qué obras definitivas deben ejecutarse para una solución definitiva”, dijo.

La tarde de este martes recorrieron el territorio afectado personal del Cuerpo de Bomberos de Cuenca para identificar las viviendas que están en mayor riesgo y las zonas de evacuación de las familias, en caso de registrarse emergencias graves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)