23 de September de 2009 00:00

Verdadera ‘cumbre’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Patricio Quevedo Terán

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A pesar de la supuesta frialdad que suele atribuirse a los investigadores científicos, uno de ellos, el doctor Gabriel Trueba, de la Universidad San Francisco de Quito, no pudo disimular su entusiasmo.

Cuando se le preguntó si la Segunda Cumbre Científica sobre Evolución, realizada en Galápagos este mes de agosto, había satisfecho sus expectativas personales, respondió de inmediato: “No solo eso, sino que las sobrepasó desde las primeras disertaciones: una sobre el origen de la vida, a cargo de un especialista de la NASA, otra acerca de la estructura del ribosoma, y así por este orden”.

El propio Trueba hizo el apunte de que el evento tenía un nombre ‘pomposo’, pero que resultó en la práctica perfectamente justificado.

Tanto porque una ‘cumbre’ sugiere que varios eminentes especialistas llegados desde muchas partes del mundo se reúnen para tratar sobre un tema de grande importancia, cuanto porque al contrario de otras citas más parciales y específicas, esta vez se consideraba el universo entero de la evolución y su gran problemática.

Con el dato adicional y muy significativo de que se realizaba en Galápagos, concretamente en la isla San Cristóbal, dentro de la Estación - GAIAS – que la Universidad tiene instalada allí y cuando había dos efemérides fundamentales respecto de Charles Darwin: el bicentenario de su nacimiento y los 150 años de la publicación en plena Inglaterra Victoriana, de su obra fundamental y apasionadamente controvertida – “El origen de las especies” –.

Hizo notar Trueba que por eso, el cónclave de Galápagos constó dentro las referencias del mundo científico, en año tan característicamente “darwiniano”.

Como Trueba formó parte del Comité Académico, junto con otros tres eminentes colegas, fue necesario preguntarle en torno de las faenas y detalles organizativos.

Reconoció que la tarea resultó intensa y cargada de tensiones pero al mismo tiempo observó que estuvo bien justificada, por el logro del objetivo que se había propuesto la USFQ.

Explicó la interesante participación de las y los ecuatorianos en la marcha misma del certamen; las exposiciones con los resultados de la investigación científica y el renovado fervor que se contagió hacia el ámbito de los estudios de la naturaleza.

También es muy apreciable la proyección acerca de aspectos tan decisivos para todos los pobladores de las islas como la conservación de ese maravilloso laboratorio siempre en peligro de estropearse y perderse y la necesidad de un turismo responsable.

Todo lo cual demuestra en la presente coyuntura ecuatoriana, que la discusión sobre la enseñanza superior, tiene que huir de las actitudes maniqueístas, simplonas y por eso radicalmente equivocadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)