Tribunal proclama a los 155 constituyentes que redac…
Estos son los países a los que los ecuatorianos pued…
El supuesto fraude electoral denunciado por Keiko Fu…
La ONU pide apoyo para atender a 4,5 millones de per…
Adolescente de 15 años y una adulta, víctimas de exp…
Salud registra 2 054 casos de covid-19 en 24 horas; …
Autobús cae al precipicio dejando 17 muertos y 14 he…
Expediente de remoción de Jorge Yunda fue enviado nu…

Zapatos, bajo sospecha y con su propio aislamiento

Cualquier recipiente, incluso una tapa, sirve para el cloro.

Cualquier recipiente, incluso una tapa, sirve para el cloro.

No importa qué calzado, todos quedan fuera en esta casa. Foto: EL COMERCIO

La emergencia sanitaria que afronta el país por el coronavirus ha puesto a muchas familias a ingeniarse mecanismos para no contagiarse y proteger a los más vulnerables de casa.

Esta gráfica recoge un escenario que se ha hecho común en los ingresos de las viviendas de la capital. Puntos de asepsia se improvisan sobre alfombras y recipientes con alcohol y cloro, para evitar que microorganismos peligrosos ingresen a las viviendas a través de los zapatos.

Cualquier recipiente, incluso una tapa, sirve para el cloro. Foto: EL COMERCIO

Los zapatos deportivos cumplen por ahora otra tarea. Foto: EL COMERCIO

Cualquier zapato es sometido a una desinfección. Foto: EL COMERCIO

Las familias colocan alcohol y cloro en las entradas. Foto: EL COMERCIO