Dos personas heridas en asalto a un blindado en Quito
Zelenski ve improbable que Bielorrusia entre en la guerra
La OTAN firma protocolos de adhesión de Finlandia y Suecia
Se registra un sismo de 3.4 en Guayaquil
Padre e hijo fueron asesinados en su hogar, se utili…
El cuidado del cóndor es complejo, costoso y requier…
Narcotraficantes quisieron eludir los controles dura…
Pérdida de vegetación se incrementa por mayor duraci…

Los restos de Efraín Jara Idrovo son velados en Cuenca

Los restos de Efraín Jara Idrovo son velados en Cuenca.

Los restos de Efraín Jara Idrovo son velados en Cuenca.

El reconocido escritor ecuatoriano, quien era conocido como ‘Cuchucho’, falleció a los 92 años, tras una recaída por una neumonía. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El cuerpo del poeta Efraín Jara Idrovo, quien falleció el domingo 8 de abril de 2018 en Cuenca, fue cremado. Desde la mañana de este lunes 9 de abril se realiza su velorio en el camposanto Santa Ana, en la capital azuaya.

El reconocido escritor ecuatoriano, quien era conocido como ‘Cuchucho’, falleció a los 92 años, tras una recaída por una neumonía.

Sus restos serán velados hasta las 17:00 de este lunes 9 de abril del 2018. La voluntad de Jara Idrovo era que sus cenizas sean esparcidas en la isla Floreana, en Galápagos, donde vivió durante dos años. Allí, se radicó desde 1954.

La naturaleza y la tranquilidad de Galápagos enamoraron a Jara. Su familia cumplirá la voluntad de esparcir sus cenizas en Floreana, pero posteriormente. Primero estarán con la familia.

La voluntad de Jara Idrovo era que sus cenizas sean esparcidas en la isla Floreana, en Galápagos. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Por la relevancia de sus poemas, Jara Idrovo recibió en 1999 el Premio Nacional Eugenio Espejo. Además, su nombre consta la Enciclopedia de la Literatura de Editorial Océano y su obra ha sido traducida a varios idiomas.

Entre sus principales obras están ‘Añoranza y Acto de Amor’ (1972), ‘Sollozo de Pedro Jara’ (1976), ‘Alguien dispone de su muerte’ (1988), ‘Los Rostros de Eros (1997), entre otras. Su último libro fue ‘Alguien dispone su muerte’, de 1998.

Este abogado fue reconocido por ser parte de la revista de humor La Escoba, que revolucionó a la capital azuaya en la década de los 50. En varias ocasiones se desempeñó como

Suplementos digitales