Defensoría del Pueblo vigilará proceso en el TCE sob…
Trump visitará la frontera con México junto al gober…
Estado ecuatoriano reconoció ‘su responsabilid…
Bajas temperaturas y lluvias fuertes se registran en…
Las fallas en el suministro de agua potable generan …
Pedro Castillo se impone a Keiko Fujimori en el cómp…
El deterioro de la infraestructura de la playa Las P…
Ecuador vota a favor de Resolución de la OEA que con…

Tres comisiones creará la Arquidiócesis de Cuenca

Las calles de Cuenca son fumigadas como medida de prevención ante la presencia del coronavirus covid-19. Foto: EL COMERCIO

Las calles de Cuenca son fumigadas como medida de prevención ante la presencia del coronavirus covid-19. Foto: EL COMERCIO

Las calles de Cuenca son fumigadas como medida de prevención ante la presencia del coronavirus covid-19. Foto: EL COMERCIO

La Arquidiócesis de Cuenca creará tres comisiones por la emergencia sanitaria generada en Ecuador por el coronavirus. La decisión fue adoptada por monseñor Marcos Pérez Caicedo, el obispo auxiliar José Bolívar Piedra, cuatro vicarios episcopales y el Director de Pastoral de la Diócesis. Ellos se reunieron mediante internet.

La primera comisión será de ayuda social y un banco de alimentos de la Arquidiócesis. Este contará con el apoyo de empresas, familias, laicos, Instituto San Isidro, Pastoral Social, Cáritas y entidades gubernamentales. Su objetivo es llegar a todas las jurisdicciones de las cuatro vicarias episcopales. Es decir, las que atienden a las parroquias de las áreas urbanas y suburbanas de Cuenca y al resto de los 14 cantones azuayos.

La segunda comisión se encargará de la solidaridad sacerdotal. Es decir, velará por la salud y bienestar de los sacerdotes ancianos y enfermos y de quienes viven con mucha precariedad económica en sus parroquias. La misma tarea efectuará con las comunidades religiosas.

La última comisión se dedicará al protocolo sanitario para servicios parroquiales. Se encargará de redactar y presentar a las autoridades el respectivo protocolo para garantizar la apertura de las labores parroquiales y pastorales con las debidas normas de protección, una vez que sea superada la cuarentena.