31 de mayo de 2018 18:51

Crisis en hidroeléctrica colombiana de Ituango puede prolongarse por meses

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN después de su reunión en la sede de la OTAN en Bruselas el 31 de mayo de 2018. Foto: AFP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, viajó el pasado martes 22 de mayo del 2018, a Ituango (noroeste) para supervisar de primera mano la crisis que se vive en una central hidroeléctrica en construcción que ha obligado a evacuar ante el temor a una posible creciente del río Cauca que arrase sus casas. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM), dueño de la central hidroeléctrica de Ituango, que está en construcción en el noroeste de Colombia, advirtió hoy, jueves 31 de mayo del 2018, de que la crisis que se vive en la obra, que corre el riesgo de un derrumbe, va para largo.

Así lo manifestó el gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, quien definió la situación como "seria y compleja" y agregó que desembalsar de forma controlada el río Cauca represado en la obra de la hidroeléctrica tomará "no menos de seis meses".

Hidroituango, situada en el departamento de Antioquia, está en emergencia desde el pasado 7 de mayo cuando se produjo un derrumbe que taponó el túnel que desvía durante las obras las aguas del Cauca, el segundo mayor cauce del país, que quedaron represadas en un embalse sin terminar y que corre el riesgo de colapsar.

Esa situación obligó a las autoridades a declarar la alerta roja y evacuar de sus hogares a unas 113.000 personas de las localidades de Puerto Valdivia y Puerto Antioquia, así como de los municipios de Cáceres y Tarazá, situadas a orillas del Cauca, aguas abajo de la presa, y que podrían ser arrasadas por un eventual rompimiento de la obra.

Una de las medidas tomadas por las autoridades para evacuar las aguas represadas del Cauca fue la inundación el 10 de mayo de la casa de máquinas de la hidroeléctrica, cuya salida también se taponó días después, lo que disminuyó el caudal que vuelve al lecho del río.

"Hoy no tengo una fecha de cuándo dejaríamos de pasar agua por la casa de máquinas porque necesito más información para tomar esa decisión. Lo que sí puedo decir es que no será en las próximas semanas", afirmó.

Londoño espera que en cinco días se puedan abrir las compuertas del vertedero para evacuar parte del agua del embalse y aliviar así la presión de la presa, y que esperan alcanzar los 415 metros de altura del muro de contención aproximadamente el 7 de junio.

En paralelo a ese trabajo, decenas de obreros se ocuparán durante cerca de dos meses de clausurar con un tapón de concreto un túnel que se venía utilizando para el transporte de material.

El gerente de EPM también respondió a las críticas del gobernador de Antioquia, Luis Pérez, quien anoche denunció "un manoseo de la información" sobre la crisis en la represa y falta de transparencia.
"En ningún momento EPM ha ocultado la gravedad de la situación, todo el mundo es consciente de que la situación no es para nada sencilla, hay complejidad tanto en lo técnico como en la atención social", aseguró el directivo.

De otro lado, Londoño manifestó que derrumbes en la montaña que colinda con la obra, como el ocurrido el pasado sábado, y que obligaron a interrumpir provisionalmente los trabajos, pueden volver a producirse y por eso la ladera está bajo vigilancia permanente con un radar.

Al día de hoy, los monitoreos no "dan información de que se vaya a presentar un movimiento mayúsculo de tierra" sino "un movimiento de capa vegetal que calculamos podría llegar a ser de alrededor de unos 130.000 metros cúbicos", dijo Londoño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)