26 de mayo de 2018 00:00

Créditos quirografarios se usan para pagar deudas

Los gastos en salud es el segundo destino de los créditos quirografarios, según declaran los clientes al Biess.Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Los gastos en salud es el segundo destino de los créditos quirografarios, según declaran los clientes al Biess.Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Patricia Carolina González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cancelar deudas es el principal uso que dan los afiliados activos y jubilados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) a los préstamos quirografarios que otorga el Banco de los asegurados (Biess).

El quirografario es un crédito de consumo al que pueden acceder los asegurados, en mejores condiciones que la banca privada. La solicitud se realiza a través del portal web del ente financiero, sin necesidad de contar con garante.

De los USD 2 242 millones que desembolsó la entidad en el 2017 en quirografarios, el 42,8% se destinó para el pago de deudas, informó el Biess. Los gastos en salud ocupan el segundo lugar.

Esta información es proporcionada por los clientes a la hora de solicitar el crédito.

En marzo del 2017, Andrea Paredes padeció de influenza. El proceso de recuperación le ocasionó gastos importantes en exámenes médicos y en medicamentos.

La afiliada de 34 años cubrió los gastos con una tarjeta de crédito. Pero, al mes siguiente, solicitó un préstamo de consumo al Biess por USD 2 100 con el objetivo de pagar la deuda con la tarjeta. Se quedó con una deuda a dos años y paga USD 190 cada mes.

No era la primera vez que Paredes solicitaba un quirografario. En 2012 obtuvo un crédito por USD 1 000 para comprar los muebles de su nueva casa. Ese lo pagó a lo largo de un año.

La compra de enseres domésticos es el cuarto destino que dan los afiliados al quirografario. Antes, en tercer lugar, están las inversiones en educación.

Alexis González solicitó recientemente un crédito por USD 1 000 para terminar de cancelar otro crédito que tenía con el Instituto de Fomento de Talento Humano, entidad que financió su carrera universitaria.

Otros motivos para recurrir a estos préstamos, según declaran los clientes del Banco, son gastos de viajes o compra de vehículos.

Antonio Vallejo solicitó recientemente USD 2 000 al Biess. Con una parte de estos recursos terminará de cancelar las cuotas de su tarjeta de crédito por un viaje que realizó en agosto pasado. Y el resto, empleará de cubrir los gastos de un próximo viaje que realizará en junio a Miami, en Estados Unidos.

En 2017 el financiamiento para quirografarios creció en 31,4%. Se entregaron en total USD 2 242 millones, unos 536,4 millones más que en el 2016.

Para Andrés Vergara, analista económico, este aumento en la demanda y desembolso para estos créditos se explica porque el ecuatoriano es “prudente” con sus pagos.

Por ello, Vergara agrega que los afiliados o jubilados escogen al Biess a la hora de pagar deudas o refinanciarlas, porque la tasa de interés de un quirografario es más baja que la de una tarjeta de crédito, que suele estar cerca del 16%. “Es una decisión inteligente, pagan una deuda más barata”.

“El ecuatoriano es responsable con el manejo de su deuda. Y si se endeuda es para algo importante que no puede esperar, como la salud o la educación, que son una inversión”, añadió el analista.

Explicó que este incremento también significa que el Banco tuvo un poco más de liquidez, porque la economía se está recuperando.

La reactivación de la demanda de créditos se vio impulsada el año pasado por varios hechos, como la eliminación de las salvaguardias para productos importados, la baja del IVA del 14 al 12% y la entrada en vigencia del acuerdo con la Unión Europea (UE), que permitió la entrada de productos al país con menos aranceles.

Entre enero y el 21 de mayo del presente año, el Biess ha entregado USD 849,64 millones en créditos de consumo, repartidos en 759 088 operaciones. Los quirografarios son los créditos más demandados en el banco de los afiliados, por sobre los hipotecarios y prendarios.

Los asegurados pueden solicitar un quirografario hasta por 80 salarios básicos unificados (USD 30 880). En el caso de los jubilados, depende de la pensión mensual unificada. El plazo máximo de pago es cuatro años para los afiliados activos y cinco para los jubilados.

La tasa de interés de estos créditos va del 11,65% al 14,65% para los afiliados. Para jubilados y pensionistas, es menor. Esta se ubica entre el 11,56% y el 13,79%. El desembolso se realiza en máximo 72 horas, a partir de la fecha de aprobación.

En contexto

El Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) incrementó en el 2017 el financiamiento de quirografarios en USD 536,4 millones, en relación al monto desembolsado en el 2016. Este es el crédito más demandado por los clientes de la entidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (33)
No (3)