4 de abril de 2019 00:00

8 587 créditos agrícolas en zonas afectadas por las inundaciones

Un trabajador remueve la maleza en los cultivos afectados por las lluvias en la finca Jovianga (sector Santa Marta de Vinces), en Los Ríos.

Un trabajador remueve la maleza en los cultivos afectados por las lluvias en la finca Jovianga (sector Santa Marta de Vinces), en Los Ríos. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Catherine Yánez
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hombres con pantalón remangado se abren paso entre los cultivos destruidos. Retiran lechuguines e intentan caminar, aunque el agua les llega a la mitad del cuerpo. Los propietarios de estas áreas, afectadas por las lluvias, esperan refinanciar sus deudas antes de pensar en volver a invertir.

Esta es la situación de decenas de productores en Santa Lucía, Nobol y Daule. En Los Ríos y Manabí la banca pública registra 8 587 operaciones para el sector agropecuario con un posible riesgo debido a la temporada lluviosa.

De ellos, 139 créditos corresponden a la Corporación Financiera Nacional (CFN) y 8 448 a BanEcuador. En ambas provincias están los cantones declarados en alerta naranja por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

En la lista están Chone, Jaramijó, Manta, Pedernales, Portoviejo, Rocafuerte, Santa Ana, Vinces y Babahoyo.

Los cultivos más golpeados son “arroz y banano”, según datos del titular del Ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Xavier Lazo.

Hasta el 1 de abril pasado, las pérdidas por la temporada lluvia en la región costera sumaron USD 34 millones.

En Los Ríos se reportan 22 264 hectáreas (ha) de cultivos con daños parciales y totales. La mayor parte de esa superficie (12 680 ha) corresponde a banano, según el MAG.

Asobanca, CFN y BanEcuador


Sucre Morán aparece con un machete entre troncos de banano caídos en la finca Jovianga (sector Santa Marta de Vinces). El obrero serrucha estas maderas junto a otros siete compañeros. Dice que está “apoyando al jefe” con la limpieza del lugar. Morán trabaja normalmente en un grupo de 18 personas, pero la mayoría lleva dos semanas sin laborar por las inundaciones.

El propietario de la finca es Teodoro Veliz. Él tiene dos créditos con BanEcuador que suman USD 100 000, a tres y cinco años plazo. “Me preocupa que luego del año de gracia que me dan, no pueda pagar”.
El agricultor está a la espera del refinanciamiento ofrecido por el banco y de un nuevo crédito con las nuevas condiciones que anunció la entidad, aunque aún falta el instructivo.

El martes habrá una reunión entre los productores de la zona y la gerencia regional de BanEcuador para dar más detalles de cómo se procederá.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner ya advirtió que “tiene que bajar el agua para que empiecen los desembolsos” del nuevo producto.

Veliz perdió 22 hectáreas de cultivos porque permanecieron más de tres días bajo el agua. Ayer algunos trabajadores intentaban salvar algo de la fruta de estos terrenos.

Las plantaciones de Abel Aspiazu también resultaron afectadas. La finca de este agricultor está en Los Membrillos, un recinto de Vinces. “La producción de banano es costosa y solo se puede hacer con crédito”, dice desde uno de los costados de la carretera que está cerca a su propiedad. Hace poco había renovado la plantación con un crédito de un banco privado, el cual le daba facilidad en el trámite. Las 27 hectáreas que el productor tenía se perdieron. Por ahora aún tiene un poco de liquidez para cancelar los USD 3 700 mensuales al banco, pero espera que la entidad financiera refinancie su deuda.

La banca privada tiene colocado el 7,8% del total de su cartera en el sector agrícola. Las provincias en las que estos créditos tienen más participación son El Oro, Manabí y Los Ríos.

En esta última, los préstamos para el agro representaron el 24,5% de todo el crédito colocado en la provincia. Además, se trata de la segunda actividad receptora de crédito en esa zona, detrás del comercio.

Este Diario consultó a la Asociación de Bancos Privados del Ecuador sobre los planes de refinanciamiento para los agricultores de las localidades afectadas por las lluvias. Hasta el cierre de esta edición, se gestionaban las respuestas.

Jorge Wated, presidente del Directorio de BanEcuador, los procesos de reestructuración de operaciones se despacharán en un plazo de 6 a 7 días en esta entidad, aunque todo dependerá de la cantidad de carpetas ingresadas. La tasa para estos procesos será preferencial, del 8,9%, y solo aplica para zonas en emergencia.

José Gómez, dueño de la hacienda Dos Hermanos, escuchó del programa y está interesado. “Tengo un crédito de USD 17 000 y debo pagar una cuota en mayo y no voy a poder hacerlo”. Eduardo Cortez, uno de los obreros del lugar, se dedica ahora a “rozar” desmontes en las cinco hectáreas de maíz. Toma un poco de maleza y muestra el grano quemado.

La Asociación Montubia La Constancia, que tiene 25 socios en el recinto Morocho de Vinces, no accede a crédito formal. Eladio Morán es parte del gremio y dice que el agua cubrió el arroz pilado que tenían. Para recuperarse acuden al chulco. El interés es del 10% al mes y se paga con la “cosecha”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)