7 de marzo de 2020 18:17

Crece ansiedad en crucero varado por coronavirus y Nueva York declara emergencia

Foto:EFE

Nueva York es declarada en la emergencia para acelerar la lucha contra la epidemia. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La ansiedad crecía hoy, sábado 7 de marzo del 2020, entre los pasajeros de un crucero que está varado frente a las costas de California luego de que se registraran a bordo 21 casos del nuevo coronavirus, mientras que el estado de Nueva York declaró la emergencia para acelerar la lucha contra la epidemia.

El capitán del barco Grand Princess “no ha mencionado nada sobre cuándo o dónde atracará el barco”, contó a Carolyn Wright, una fotógrafa que viaja junto a una amiga.

A media jornada, el barco -con 19 tripulantes y dos pasajeros infectados- se ubicaba a unos 100 kilómetros de San Francisco.

El barco será llevado a la zona no comercial de un puerto -que no fue precisado- este fin de semana y todas las personas a bordo serán nuevamente sometidas a estudios, informaron las autoridades. Los que presenten síntomas, serán puestos en cuarentena.

El Grand Princess, que partió de San Francisco y debía regresar el sábado, interrumpió su recorrido de dos semanas luego de que algunos de sus 3.533 pasajeros y tripulantes presentaran síntomas.

Un hombre de 71 años que había participado en una parte de la travesía murió de Covid-19 a su regreso a California.

Wright comentó que su compañera de viaje, que sufre de una enfermedad pulmonar, está “extremadamente preocupada por el virus”. “Hasta ahora estamos las dos bien”, dijo.

En un comunicado, la compañía Princess Cruises dijo que un pasajero gravemente enfermo y sus compañeros de viaje fueron evacuados en helicóptero el sábado y llevados a un centro médico por causas no relacionadas con el Covid-19.

Mientras, el resto de los viajeros siguen confinados en sus camarotes desde el jueves.

Según Wright, hubo frustración entre los pasajeros el viernes cuando las autoridades sanitarias les prohibieron pasar tiempo al aire libre.

Princess Cruises, propietaria del Grand Princess, posee también el Diamond Princess, que fue puesto en cuarentena en febrero en Japón al presentar más de 700 casos del coronavirus, entre ellos seis mortales.

Ayer, el vicepresidente Mike Pence abordó en Florida con varios gerentes de líneas de cruceros los “desafíos únicos” de esta industria ante la epidemia.

En un intento por detener el contagio, el estado de Nueva York, a su vez, declaró el estado de emergencia después del anuncio de nuevos casos positivos que elevaron a 76 el total en ese territorio.

Según el gobernador Andrew Cuomo, el estado de emergencia “ hace posible acelerar los procedimientos de compra (de equipamiento) y contratación (de personal) ” , que es lo que necesita el estado donde, estimó, la lucha contra el virus COVID-19 cuesta unos 30 millones de dólares semanales.

“Estamos haciendo pruebas las 24 horas”, dijo Cuomo. “Queremos encontrar tantos casos positivos como sea posible para sacarlos de circulación”.

“Aislamos a las personas y ralentizamos la propagación”, explicó.

La mayoría de los infectados (57) están vinculados a una comunidad judía ortodoxa en New Rochelle, foco de la infección en el condado de Westchester.

Frente a la propagación del virus, se prohibieron las visitas externas en los centros para ancianos de New Rochelle. “Somos muy cautelosos” con respecto a estas casas de retiro, dijo Cuomo.

Cuomo advirtió a las empresas sobre cualquier intento de elevar precios, y aclaró que aprovecharse durante un estado de emergencia es ilegal, ante denuncias por botellas de gel desinfectante a 80 dólares.

El coronavirus también está alterando las actividades educativas y culturales.

En California, la prestigiosa Universidad de Stanford, que tiene unos 16 500 estudiantes, decidió cerrar sus puertas y dictar cursos en línea desde el lunes y durante dos semanas.

Esta decisión sigue a “la mayor expansión de Covid-19 en todo el mundo y en el condado de Santa Clara”, indicó la institución, que prevé un alza de los casos en el área y, quizás, en su propia comunidad. El rector Persis Drell intentó llevar calma por dos estudiantes de grado que están en autoaislamiento después de una posible exposición al virus.

El viernes dos universidades del estado de Washington también habían anunciado la interrupción de las clases presenciales, las que se dictarán en línea.

El Ballet de San Francisco anunció el sábado la cancelación, a petición del ayuntamiento, de las presentaciones de “Midsummer Night's Dream”, hasta el 15 de marzo.

En total, más de 200 personas han sido afectadas y al menos 19 han muerto en Estados Unidos, según un recuento de AFP a partir de cifras oficiales. Entre los fallecidos, 16 están vinculados a una casa de retiro en el estado de Washington (noroeste).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)