12 de marzo de 2020 17:47

¿Por qué es vital el distanciamiento social por el covid-19?

Visitantes de la Clínica Cleveland toman precauciones de seguridad, en Cleveland, Ohio, EE. UU., El 12 de marzo de 2020, a raíz de la propagación de la enfermedad covid-19, causada por el coronavirus descubierto más recientemente. Foto: EFE

Visitantes de la Clínica Cleveland toman precauciones de seguridad, en Cleveland, Ohio, EE. UU., El 12 de marzo de 2020, a raíz de la propagación de la enfermedad covid-19, causada por el coronavirus descubierto más recientemente. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Gabriela Quiroz
Editora (I)
EL COMERCIO DATA
data@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El objetivo común de 116 países afectados por el covid-19 no es detenerlo, sino frenar los contagios para que los enfermos no colapsen los hospitales. Para reducir las posibilidades de transmisión al toser, estornudar o simplemente tocar, la opción que ha dado resultado en China, Taiwán, Singapur, Hong Kong es el distanciamiento social.

Sin embargo, en países en donde no hay leyes tan fuertes a la libertad de movimiento como en Asia, en donde se estableció un aislamiento a gran escala con severas sanciones por incumplimiento, la alternativa es romper las posibles cadenas de transmisión evitando que las personas infectadas estén en contacto con las sanas. Esto implica decisiones individuales, como cancelar reuniones, conferencias, evitar el transporte público abarrotado o posponer eventos, como bodas, bautizos, entre otros.

Estas medidas voluntarias no detienen la nueva cepa de coronavirus, es posible que al final se enferme la misma cantidad de ciudadanos, pero significa que habrá un aumento manejable de pacientes y los sistemas de atención pública no se verán abrumados y con muertes innecesarias, como ha ocurrido en Italia y Hubei-China. Esta última localidad tuvo la capacidad para construir dos hospitales en 10 días, pero no todos logran tener este tipo de respuestas.


En Ecuador están confirmados 19 casos. La ministra de Salud Pública, Catalina Andramuño, informó que 21 hospitales de referencia acogerán a los enfermos que necesiten hospitalización, mientras que las pruebas estarán a cargo del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI), en Guayaquil y Quito.

Para quienes se sienten saludables, cambiar la rutina diaria y aislarse voluntariamente puede ser excesivo, sin embargo al observar los datos sobre la velocidad de propagación del virus con y sin distanciamiento se entiende por qué los científicos insisten en lo que han llamado “aplanar la curva”. Cada tres días en Italia, Francia y España, el número de casos se han duplicado, principalmente, por una mejor detección de casos antiguos, sin embargo los expertos consideran que el crecimiento es exponencial, sobre todo, porque el tiempo de contagios sucesivos es de cinco o seis días y una persona puede contagiar hasta tres.

En América Latina, el covid-19 llegó el 26 de febrero y hasta hoy, 12 de marzo del 2020, son 15 días en que se han confirmado 243 casos en una región de 626 millones de habitantes. Si bien estas cifras están lejanas a las de Asia, Europa, e incluso, EE.UU., la Organización Mundial de la Salud (OMS) exige medidas frente a la inacción de varios países. "Este no es un momento para el miedo. Este es un momento para tomar medidas para prevenir la infección y salvar vidas", advirtió Tedros Adhanom Ghebreyesus, jefe de la OMS.

Dos ejemplos a tomar en cuenta son Singapur y Hong Kong, ambos ya afrontaron las epidemias del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en 2002 y, actualmente, el distanciamiento social tomado por sus mismos individuos está teniendo efecto. En Singapur se establecieron multas de hasta USD 10 000 o ir a prisión seis meses. Las autoridades llaman a las personas aisladas varias veces al día y siguen sus movimientos en línea.

Ellos entendieron que cerca del 20% de los casos requieren hospitalización, el 5% demanda la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y el 1% debe tener más ayuda intensiva como ventiladores. Tomando como referencia estos datos, si hay 100 000 personas infectadas, 20 000 requerirán hospitalización, 5000 necesitarán de una UCI y 1 000 necesitarán máquinas.

“El distanciamiento social a mayor escala proporciona tiempo para que los servicios de salud traten casos y aumenten la capacidad y, a largo plazo, para desarrollar vacunas y tratamientos”, señalan los investigadores del Imperial College de Londres. En conclusión hay que mantener la curva lo más plana posible para reducir el número de casos diarios y al tenerla baja significa que se pueden tratar a todos los que demandan tratamiento.

Aplanar la curva

Fuente: https://thespinoff.co.nz/society/09-03-2020/the-three-phases-of-covid-19-and-how-we-can-make-it-manageable/

Fuente: https://thespinoff.co.nz/society/09-03-2020/the-three-phases-of-covid-19-and-how-we-can-make-it-manageable/


Fase 1: Comienzo de la curva cuando los casos aparecen esporádicamente. Una persona contrae el virus en un país y viaja a otros sitios.

Fase 2: Cuando las personas contraen el Covid-19, pero no saben y siguen con su vida cotidiana sin ser aislados. En esta fase es donde cada individuo debe evitar el contacto con abrazos, besos, estrechar las manos, etc.

Fase 3: El brote está bajo control.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)