14 de noviembre de 2020 00:00

La etapa de síntomas es clave para el tratamiento de casos con covid-19

Brigadas municipales entregaron ayer medicinas a pacientes contagiados con covid-19, en el norte de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Brigadas municipales entregaron ayer medicinas a pacientes contagiados con covid-19, en el norte de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Elena Paucar

Hace dos días una brigada municipal identificó a un paciente con sospecha de covid-19 en La Alborada, uno de los sectores del norte de Guayaquil donde mantienen la vigilancia epidemiológica. Ayer (13 de noviembre del 2020) los médicos volvieron con fármacos para tratar sus síntomas.

El rastreo del Cabildo incluye el seguimiento de casos detectados y contactos, así como el tratamiento en casa en personas con sintomatología entre leve y moderada.

“Tenemos un protocolo, con dosis establecidas para atención domiciliaria, seguimiento con llamadas diarias y visitas cada dos días. Esto durante 15 días o un poco más hasta darles el alta”, explica John Ubilla, líder de las brigadas. Cuando detectan signos de alarma el protocolo incluye la hospitalización del paciente.

Tras poco más de ocho meses de la emergencia sanitaria, y ante el aumento de casos en algunas provincias en las últimas semanas, especialistas aseguran que han definido con más claridad el tratamiento de la covid-19.

Reconocen que no existe una medicación específica contra el virus, pero sí hay fármacos que han demostrado eficacia para controlar ciertas complicaciones asociadas.

La clave, aseguran, está en la captación temprana del paciente, la clara identificación de los síntomas y su gravedad. Para ello se ha establecido una escala de manifestación de signos, que va desde los asintomáticos hasta los casos críticos.

El infectólogo Washington Alemán, miembro de la mesa técnica de Salud del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, explica que en las etapas tempranas se recomienda el autoaislamiento, la hidratación con suero oral y paracetamol para controlar la fiebre. Esto mientras no exista una comorbilidad.

Además, recomienda identificar los signos de alarma, que pueden aparecer luego de siete días. “Lo que estamos promoviendo es que el paciente se haga la oximetría de pulso, para medir el oxígeno en sangre”.

Si ese parámetro está por debajo de 92, hay dificultad respiratoria y la fiebre persiste, el tratamiento debe cambiar. Estos casos de hipoxia -o deficiencia de oxígeno- no siempre dan signos. Por ello la necesidad de contar con un oxímetro, un equipo que sirve para medir este indicador.

En esta etapa de la enfermedad se aplica terapia con oxígeno, en posición decúbito prono (boca abajo) y dexametasona, un fármaco del grupo de los corticoides que combate la inflamación. El SARS-CoV-2 puede causar una inflamación generalizada, que afecta el interior de los vasos sanguíneos o endotelio.

El internista Luis Zurita, jefe de Docencia de Omnihospital, explica que por este motivo el virus puede lesionar no solo los pulmones sino también el corazón, los riñones, el cerebro o los intestinos.

A esto suma el riesgo de la formación de trombos o coágulos, por lo cual se aplica medicación preventiva. “Todo paciente que recibe oxígeno, sea en casa o en hospitalización, debe recibir anticoagulantes de manera profiláctica”. Este protocolo incluye heparina de bajo peso molecular inyectable o rivaroxaban.

Los especialistas coinciden en que otros fármacos, como el tocilizumab (un inhibidor de la interleuquina) y el remdesivir (un antiviral), no generan la misma respuesta en todos los pacientes.

Una de las ventajas, según dice Zurita, es que las personas cada vez son más conscientes de los síntomas de la covid-19. Esto facilita la identificación de la terapia más indicada.

“Gran parte de los pacientes acude en etapas tempranas. Inicialmente se hace un monitoreo diario de saturación de oxígeno, respiraciones por minuto y al cuarto día se envían análisis de laboratorio”.

Fernanda Vidal, médico tratante del Hospital de Infectología, señala que existen al menos seis parámetros esenciales que pueden dar señales de alarma en pruebas de laboratorio. El aumento del dímero D, asociado con el riesgo de trombosis, mientras que la elevación de la interleuquina 6 se relaciona con procesos inflamatorios. Y se suma el incremento de la ferritina y un drástico descenso de los linfocitos.

“Aún no hay una terapia específica aprobada para el tratamiento de pacientes covid-19, pero se espera que los resultados de ensayos clínicos internacionales den alguna terapia precisa que mejore el curso y resultados de la enfermedad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)