13 de junio de 2019 00:00

Corte Constitucional dio paso al matrimonio igualitario en Ecuador

Activistas Lgbti se pronuncian después de la decisión de la Corte Constitucional, que permite el matrimonio entre Efraín Soria (segundo a la derecha) y Javier Benalcázar. Foto: Julio Esltrella / EL COMERCIO

De izq. a der. Danilo Manzano, Bernarda Freire, Efraín Soria, Christian Paula y Pamela Troya. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 176
Triste 4
Indiferente 12
Sorprendido 3
Contento 204
Mariela Rosero
y
Redacción Sociedad (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El miércoles 12 de junio del 2019 se convierte en un día histórico para Ecuador. En el mes del orgullo Glbti, cinco de nueve magistrados de la Corte Constitucional apoyaron una sentencia favorable para el matrimonio civil de las parejas del mismo sexo.

Ayer miércoles, Efraín Soria se mostraba emocionado. Reiteraba que cuando junto a su pareja Javier Benalcázar decidieron apoyar la causa del matrimonio igualitario, no pensaron en ser los primeros en casarse. Ni en volverse protagonistas. Pero lo son. Su caso hizo que el tema por fin fuera tratado en el Pleno del más alto tribunal del país.

“Amo a Javier”, dijo, rodeado de amigos, activistas como él. Entre ellos Fredy Lobato, Danilo Manzano, Carolina Cisneros y todos los abogados de la Fundación Pakta.

Su presidente, Christian Paula, catedrático de la Universidad Central, recordó cómo se alcanzó este triunfo para las personas Gais, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexo (Glbti). El tema estaba archivado desde el 2014 en la Corte Constitucional (CC).

Pamela Troya y su pareja, Gabriela Correa, iniciaron la pelea por el matrimonio igualitario en Ecuador. En el 2013 se presentaron en el Registro Civil para casarse y, ante la oposición, colocaron una acción de protección que fue negada en dos instancias. En junio del 2014 pusieron una acción de protección ante la CC. Desde diciembre de ese año no han tenido ninguna respuesta.

“Decidimos probar un litigio estratégico, usando la Opinión Consultiva 24/17 de la Corte IDH, que se conoció en enero del 2018”, apuntó Paula.

La Corte IDH pidió a los estados que no discriminen a personas del mismo sexo y que les permitan acceder al matrimonio. ¿Cómo obró Pakta? Juntó a ocho parejas del mismo sexo interesadas en casarse, que fueron al Registro Civil. Y su negativa abrió paso a juicios.

Efraín Soria y Javier Benalcázar acudieron al Registro Civil en mayo del 2018. Luego fueron ante la Corte de Justicia de Pichincha, que decidió enviar una consulta de norma a la Corte Constitucional.

Justicia preguntó si acá se puede aplicar la Opinión Consultiva sin que medie una reforma constitucional o a la Ley Orgánica de Identidad y Datos Civiles y Código Civil.

Pakta es una palabra kichwa que en español significa igualdad. Los seis abogados que conforman la organización, cinco Glbti y un heterosexual (cinco hombres y una mujer) no tienen oficina, pero brindan su tiempo sin recibir un pago.

También patrocinaron el caso de Amada, una niña transgénero que el año pasado finalmente recibió del Registro Civil un documento de identidad con su nombre.

Em miércoles 12 de junio, pasadas las 15:00, los activistas Glbti volvieron a la zona de la CC, que habían dejado al mediodía. El pronunciamiento oficial llegó a las 18:13.

Por el caso de Efraín y Javier se reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo, interpretando el artículo 67 de la Carta Magna (que dice que ese contrato solo se hace entre hombre y mujer), a la luz de normas constitucionales favorables a la igualdad de la persona y que rechazan toda discriminación. Y se basó en lo previsto por la Corte IDH.

A favor votaron los jueces Agustín Grijalva, Daniela Salazar, Karla Andrade, Ramiro Ávila y Alí Lozada. En contra, Hernán Salgado, Carmen Corral, Enrique Herrería y Teresa Nuques.

En el otro caso, de Carlos Verdesoto y Rubén Salazar, la CC declaró inconstitucional el artículo 81 del Código Civil y 52 de Ley de Datos Civiles, que se refieren al matrimonio como uniones entre hombre y mujer. Y dispuso que la Asamblea reconfigure la institución del matrimonio para dar un trato igualitario.

“Estoy emocionadísima. Esto significa que mi hija Amada se podrá casar en Ecuador”, comentó Lorena Bonilla, de la Fundación Amor y Fortaleza, que reúne a familias de niños y adolescentes trans.

Troya, con la camiseta del matrimonio igualitario, reiteraba: “Hay más igualdad en la sociedad ecuatoriana”. 

“Seguiremos luchando por la niñez trans, por las paternidades y maternidades que deben ser reconocidas. Este es un granito de arena”, dijo Paula.

En contexto
Más de 26 países permiten el matrimonio igualitario, en parte o en todo su territorio: Colombia, Uruguay, Brasil, Argentina, México, Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, EE.UU., Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, y Taiwán, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (43)