5 de mayo de 2018 16:43

El correísmo se prepara para recoger firmas bajo el nombre de Acuerdo Nacional

Virgilio Hernández en la Escuela Politécnica de Cotopaxi. Foto: Tomada de la cuenta Twitter Movimiento Revolución Ciudadana ‏

Virgilio Hernández, en la Escuela Politécnica de Chimborazo, dirigiéndose a los simpatizantes del correísmo . Foto: Tomada de la cuenta Twitter Movimiento Revolución Ciudadana ‏

valore
Descrición
Indignado 122
Triste 1
Indiferente 39
Sorprendido 1
Contento 54
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El denominado movimiento Revolución Alfarista, que agrupa a los simpatizantes del expresidente Rafael Correa, se reunió en Riobamba, para llevar a cabo su tercer encuentro nacional. Tras el cual se dividieron en mesas de trabajo.

Al finalizar el encuentro, los dirigentes dieron a conocer que recogerán firmas para su inscripción bajo el nombre de movimiento Acuerdo Nacional (MANA), que recibió la clave electrónica del Consejo Nacional Electoral (CNE), el 5 de abril, para iniciar el trámite.

Las organizaciones necesitan legalmente reunir el 1,5% de las firmas del padrón electoral vigente, como respaldo. Los dirigentes afirmaron que recogerán 900 000 para no tener inconvenientes con la autoridad electoral.

La cita inició esta mañana, 5 de mayo de 2018, a las 08:00, en el Auditorio Principal de la Escuela Politécnica de Chimborazo, y continuaba pasadas las 15:00. Hasta la Sierra Centro se movilizaron los representantes del correísmo: Gabriela Rivadeneira, Ricardo Patiño, Paola Pabón, Virgilio Hernández, Soledad Buendía, Marcela Aguiñaga, Juan Lloret, Carlos Viteri Gualinga, Esteban Melo, Sofía Espín, entre otros.

Entre los principales puntos a tratar estaban: el plan de recolección de firmas para el nuevo movimiento y la desafiliación de Alianza País, la creación de los estatutos y organismos de base, el plan de defensa del ex vicepresidente Jorge Glas, la activación política y la declaración política.

La asambleísta Gabriela Rivadeneira, quien dijo que la “represalia” y el “bloque” en contra del anterior Gobierno es porque lo que hicieron “sacudió los intereses de los grandes intereses económicos del país”.

Rivadeneira habló de un presunto boicot político, ordenado por el presidente Lenín Moreno al Consejo Nacional Electoral (CNE), para así evitar que el correísmo obtenga su propio casillero electoral. Recordó que les negaron la inscripción del movimiento bajo el nombre de Revolución Ciudadana y Revolución Alfarista.

Hernández hizo un llamado a la militancia de la revolución ciudadana para que se desafilien de Alianza País y colaboren en la creación de este nuevo movimiento correísta.

Patiño dijo que el objetivo de la cita era formalizar la organización y construir espacios en provincias y a escala nacional. Dijo que incluso, antes de que el CNE les legalice, se conformará un colectivo nacional de coordinación y brigadas nacionales de comunicación, acción política, organización, hermanamiento territorial.

Hoy “se va a conocer que ya estamos en posibilidades de ir a recoger firmas para la legalización del movimiento, pero no puedo adelantarme”, advirtió Patiño en la mañana. E insistió en que hubo un boicot del CNE para impedir su proceso de inscripción, pero que consiguieron otra opción, que no será ninguna de las dos planteadas.

En el evento, vía telefónica, Correa habló, desde Bélgica, con sus simpatizantes. Y la legisladora Espín leyó ante los seguidores una carta firmada por Glas, en la que decía que lamenta no poder acompañarlos en persona ni por teléfono, pero que para él “no existen los derechos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (81)
No (75)