23 de September de 2009 00:00

Correa y los maestros midieron fuerzas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Reds.   Guayaquil y Esmeraldas  

La  lucha entre estudiantes y policías se repitió la mañana de ayer. Esta vez, un grupo de alumnos del colegio Aguirre Abad, ubicado en el norte de Guayaquil, fue el protagonista de los enfrentamientos durante el sexto día del paro de la Unión Nacional de Educadores (UNE ).

En el interior del plantel, los jóvenes armaron su trinchera. Desde ahí  lanzaron piedras a los uniformados, que  respondieron con gases lacrimógenos desde un paso peatonal elevado cercano.

El tráfico se interrumpió desde las 08:00 en la avenida Luis Cordero Crespo. Los autos fueron desviados por las vías aledañas.

“Hay docentes que están vinculados con el disturbio. Serán  sancionados”, advertía desde afuera el intendente de Policía de Guayas, Julio César Quiñónez. Dos profesores fueron detenidos.

La protesta también alteró la agenda del presidente Rafael Correa, quien sesionó ayer en Guayaquil. La caravana   cambió de rumbo y se dirigió al  colegio Técnico Simón Bolívar  (avenida De las Américas), donde un día  antes 40 estudiantes quemaron llantas a favor de los maestros.

Con muletas, debido a la cirugía a la que fue sometido en Cuba, Correa bajó lentamente de su vehículo. Ahí fue recibido a gritos por un grupo de profesores. “No somos delincuentes”, le decían.

“No sean irresponsables”, respondió en tono enérgico Correa. Luego visitó uno de los salones de clases. Casi no había alumnos.
Las clases se suspendieron   por la huelga de la dirigencia de los maestros. Entonces hizo el primer llamado a retomarlas. Luego fue al colegio  Aguirre Abad.

El fuerte olor a gas lacrimógeno aún se percibía en los pasillos.   El Mandatario llegó junto al gobernador de Guayas, Roberto Cuero;  la subsecretaria de Educación,  Mónica Franco,  y el ministro  coordinador de la Política, Ricardo Patiño. En el auditorio, habló con un grupo de maestros.  “El paro de la UNE es un completo fracaso, están desesperados, recurren  a acciones vandálicas”, señaló. Pidió al rector Miguel Vela retomar las clases hoy,  a  las 07:05.   

En medio de  resguardo militar y policial, el Presidente llegó al colegio Vicente Rocafuerte, un  punto de concentración de la UNE.
En el mismo auditorio donde la semana pasada el gremio preparaba las estrategias contra el Gobierno, Correa se dirigió a los alumnos.
“No permitan que irresponsables, insensatos, corruptos los quieran manipular en función de intereses partidistas”.

A la misma hora, la maestros alistaban su respuesta desde el local de la UNE. “El paro no es intrascendente. Ponen más leña al fuego y no  dialogan”, dijo William Pazmiño, presidente del gremio en Guayas.
 
Para hoy, a  las 09:00, está prevista  una asamblea provincial,  en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal. Luego   marcharán hacia  el centro.

En Esmeraldas, la directora de Educación, Elizabeth Delgado, renunció la tarde de ayer, tras siete meses en el cargo. La decisión, dijo, responde a una presión  de parte del gobernador de Esmeraldas, Raúl Chiriboga.

Deja pendiente el pago de sueldos de 364 profesores que ya no dependen de los municipios, desde  hace cinco meses. Eso por falta de  un informe técnico del Departamento de Supervisión,  porque muchos no han asistido a clases.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)