20 de marzo de 2020 16:01

El virus está dentro de casa para las víctimas de violencia machista

De los 284 feminicidios que hubo el pasado año en Argentina, el 41 % de ellos los perpetró la pareja de la víctima. Foto: EFE

De los 284 feminicidios que hubo el pasado año en Argentina, el 41% de ellos los perpetró la pareja de la víctima. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En Argentina, donde hubo 284 feminicidios en 2019 y se han contabilizado cerca de 60 en lo que va de 2020, la cuarentena total decretada por el Gobierno encerrará a multitud de mujeres con sus agresores, una situación que amenaza la vida de las víctimas de violencia machista, situación por la cual las autoridades dictaron este viernes medidas especiales para protegerlas.   

Se da la paradoja de que, mientras el país se intenta aislar de la pandemia del coronavirus con un confinamiento social forzoso, otro virus letal está, en ocasiones dentro de casa, y tanto organizaciones feministas como el Ministerio de la Mujer alertan de que los casos de violencia machista pueden aumentar durante el confinamiento.

La coordinadora nacional de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), Silvia Ferreyra, dice en conversación con Efe que el procedimiento de actuación de una mujer en esta situación global excepcional es, precisamente, "no aislarse".

Ferreyra recomienda que, ante la posibilidad de maltrato o en caso de ser maltratada, la víctima esté "permanentemente en contacto" con amigos, familiares y que debe llamar al 144, el número designado por el Gobierno para brindar contención a las víctimas de la violencia machista.

Aunque vayan a estar de hecho aisladas de manera física del resto del mundo entre cuatro paredes, Ferreyra pide a esas mujeres, en primer lugar, "no subestimar un montón de indicadores y situaciones que muchas veces se naturalizan".

"No hay que aislarse, no pensar que es una situación que queda entre la víctima y su víctimario, sino que hay móviles que exceden la coyuntura familiar", asevera la coordinadora nacional de Mumalá.

De los 284 feminicidios que hubo el pasado año en Argentina, el 41 % de ellos los perpetró la pareja de la víctima, el 22 % fue la expareja y el 13 %, un familiar.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad ofrecerá "asistencia integral" durante la emergencia sanitaria. Foto: EFE

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad ofrecerá "asistencia integral" durante la emergencia sanitaria. Foto: EFE

Entre enero y hasta principios de marzo se habían producido cerca de 60 asesinatos de mujeres. Uno de los lemas del último Día de la Mujer fue que en Argentina se habían producido "más femicidios que días".

Argentina afronta la actual coyuntura por el covid-19 en una circunstancia particular, todavía en medio de la crisis económica que comenzó en abril de 2018 y que ha hecho que la cifra de personas por debajo de la línea de pobreza sea cercana al 40 %, según la Universidad Católica Argentina.

Con ese panorama, Ferreyra apunta que las soluciones son aún más complejas para las mujeres que, ante el confinamiento, piensen en la posibilidad de buscar un lugar alternativo para pasar la cuarentena.
"Son situaciones complejas, hay una infinidad de casos y situaciones.

Entendemos, por lo que vemos en la mayoría de los casos, donde hay una situación de vulnerabilidad económica eso (desplazarse a otra vivienda) no es tan sencillo", explica.

"Y si hay niños en el medio tampoco es tan fácil", recalca.

Tal y como han hecho otros países suramericanos con alarmantes datos de feminicidios, como Chile y Perú, Argentina dictó medidas especiales para proteger a las mujeres víctimas de violencia machista.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad ofrecerá "asistencia integral" durante la emergencia sanitaria decretada hasta el próximo 31 de marzo por el presidente Alberto Fernández.

"Ante la posibilidad de un incremento de casos (...) que las situaciones de aislamiento forzoso pudieran traer aparejadas", aseguraron desde el ministerio en un comunicado, reforzaron el equipo de atención y se crearon nuevos canales de comunicación con la línea 144, dedicada las 24 horas para la atención a las víctimas de violencia machista.

Además, desde hoy, pueden comunicarse vía WhatsApp y correo electrónico con el equipo de atención, que agrupa a abogados, psicólogos y trabajadores sociales, entre otros.

El coronavirus ha modificado todos los escenarios en la vida pública mundial y, en Argentina, en particular, la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Foto: EFE

El coronavirus ha modificado todos los escenarios en la vida pública mundial y, en Argentina, en particular, la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Foto: EFE

Para expandir los canales de información, el Gobierno puso a disposición en internet un buscador de los centros de Atención para Mujeres a los que se puede acudir incluso durante la cuarentena.

Otro de los objetivos es "fortalecer las campañas de comunicación y darle un mayor fortalecimiento a la aplicación" para teléfonos celulares de la propia línea 144", dijo la secretaria de Políticas Contra Violencias por Razones de Género del Ministerio, Josefina Kelly Neila, en un audio difundido a los medios.

Ferreyra considera que las medidas están "a la altura" de lo que desde Mumalá demandaban, y que aunque "hay que ir viendo" cómo se desarrollan los días de confinamiento, en principio son una "buena señal".

De cualquier manera, Ferreyra subraya que denunciar por violencia machista, incluso en una situación normal, sin pandemias de por medio, es un proceso "que no es corto".

El coronavirus ha modificado todos los escenarios en la vida pública mundial y, en Argentina, en particular, la ley de interrupción voluntaria del embarazo es uno de los asuntos que con toda probabilidad va a quedar pospuesto para cuando la emergencia haya pasado.

La ley del aborto legal, que durante los últimos años ha sido bandera de las movilizaciones feministas del país, sufriría una "postergación".

"Es lo más evidente. La semana pasada se iba a presentar el proyecto (en el Congreso) y finalmente se postergó su ingreso en la Cámara de Diputados", lamenta, al tiempo que indica que "al menos" ya hay comisiones constituidas sobre el asunto.

Ferreyra considera que el Gobierno "de buena manera está concentrado en toda la sociedad en mantener las condiciones de salud para que (el coronavirus) no llegue a niveles que sea más difícil su resolución".

"El aborto no es el único tema que está en stand by", indica la activista, que espera que la alerta por el covid-19 baje pronto para poder reintegrar a la sociedad "a una vida cotidiana".

placeholder
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)