16 de abril de 2020 12:00

¿Qué pasó en un mes de estado de excepción por el covid-19 en Ecuador?

Este 16 de abril se cumple un mes del confinamiento en Ecuador por el nuevo coronavirus. En la foto, controles de seguridad en la av. Interoceanica, sector Pifo (al este de Quito). En este lugar controlan la temperatura ,fumigan y revisan los salvoconduct

Este 16 de abril se cumple un mes del confinamiento en Ecuador por el nuevo coronavirus. En la foto, controles de seguridad en la av. Interoceanica, sector Pifo (al este de Quito). En este lugar controlan la temperatura ,fumigan y revisan los salvoconductos de los vehículos que transitan por el sitio. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 58
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El 16 de marzo del 2020, mediante el Decreto Ejecutivo 1017, el presidente Lenín Moreno declaró el estado de excepción en Ecuador por el covid-19.

La Corte Constitucional (CC) dio su dictamen favorable el 20 de marzo y recomendó que “las autoridades deben sujetarse a las competencias y atribuciones expresamente conferidas por la Constitución y la Ley”. Además, señaló que aquellos derechos que no fueron expresamente suspendidos en el Decreto Ejecutivo permanecen vigentes durante el estado de excepción.

El problema del nuevo coronavirus explotó dramáticamente en Guayas, que se convirtió en el epicentro de la crisis en Ecuador. Foto: AFP

El problema del nuevo coronavirus explotó dramáticamente en Guayas, que se convirtió en el epicentro de la crisis en Ecuador. Foto: AFP

Durante el último mes, el número de contagiados creció aceleradamente en Ecuador, que registra una de las tasas de mortalidad más altas de la región.

Aunque el virus se ha esparcido por todo el país, el problema explotó dramáticamente en Guayas, que se convirtió en el epicentro de la crisis. Hasta este jueves 16 de abril se registraron 8 225 personas contagiadas en el país; de ellas, 5 754 en la provincia del Guayas; 736 en Pichincha; 274 en Los Ríos y 244 en Manabí. Además, las autoridades reportaron 1 035 muertes en el contexto del coronavirus: 403 fallecidos por casos confirmados de covid-19 y otros 632 fallecidos por deficiencia respiratoria.

En el último mes se ha evidenciado un déficit de pruebas para diagnosticar el covid-19, lo cual ha impedido tener una radiografía real de la pandemia en el país y generó críticas al Gobierno, que cambió a la titular de la cartera de Salud, Catalina Andramuño, el 21 de marzo.

Ella aseguró que el lunes 23 de marzo el país ya contaría con dos millones de pruebas PCR. Pero para ese día fue reemplazada ya por Juan Carlos Zevallos, quien dijo no tener evidencia de aquello y que se esforzará por traer 200 000 pruebas al país, de las cuales 100 000 serían pruebas rápidas.

Hasta este 16 de abril se han aplicado 27 868 pruebas; 11 731 de ellas aún sin resultado.

Los informes oficiales señalan que 152 soldados y 123 agentes están contagiados con el covid-19. En los dos grupos ya han muerto nueve uniformados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los informes oficiales señalan que 152 soldados y 123 agentes están contagiados con el covid-19. En los dos grupos ya han muerto nueve uniformados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La crisis por la pandemia llevó a las autoridades a restringir progresivamente la movilidad de las personas con el objetivo de frenar los contagios y evitar el colapso de las casas de salud. También se puso en vigencia el toque de queda, que se ajustó progresivamente y que actualmente comienza a las 14:00 y finaliza a las 05:00.

Luego de que se declarara el estado de excepción para frenar el coronavirus, en el país se movilizaron 77 749 militares y policías. Cada fuerza tiene entre 16 y 17 tareas asignadas.

Hasta el 14 de abril, 1025 personas fueron detenidas por violar el toque de queda. En cambio, 5 577 conductores de vehículos y 2 853 de motos fueron sancionados por no respetar la restricción a la movilidad.

Los uniformados también están en los alrededores de los mercados, en las mingas de limpieza de los barrios, en las fumigaciones de los espacios públicos, etc. Los informes oficiales señalan que 152 soldados y 123 agentes están contagiados con el covid-19. En los dos grupos ya han muerto nueve uniformados.

Ambas fuerzas han enviado a su contingente a Guayaquil, para reforzar las seguridades. Por ejemplo, el 30 de marzo, un pelotón de comandos de la Brigada Patria fue trasladado desde Latacunga. En cambio, el 12 de abril, la Policía envió al Puerto Principal a 50 agentes de Inteligencia para reforzar la seguridad en los centros penitenciarios.

Los alcaldes y prefectos se han hecho cargo de las medidas de fumigación y desinfección en los espacios públicos; y también asumieron la responsabilidad de hacer cumplir el uso de mascarillas en las calles o áreas masivas. Foto: EFE

Los alcaldes y prefectos se han hecho cargo de las medidas de fumigación y desinfección en los espacios públicos; y también asumieron la responsabilidad de hacer cumplir el uso de mascarillas en las calles o áreas masivas. Foto: EFE

Los alcaldes y prefectos se han hecho cargo del control de los mercados, para evitar las aglomeraciones de los compradores; de vigilar la circulación en las carreteras para impedir el traslado de personas entre provincias y cantones; de las medidas de fumigación y desinfección en los espacios públicos; y también asumieron la responsabilidad de hacer cumplir el uso de mascarillas de quienes transiten en las calles o áreas masivas.

Las ordenanzas han sido las herramientas legales para sancionar a los infractores que no respetan el toque de queda, la circulación no autorizada y hasta para controlar a las personas contagiadas para que no abandonen el aislamiento.

El 16 de marzo del 2020 se aplicó en Quito una restricción para que los buses llevaran pasajeros solo sentados, pero hubo incumplimiento. A pesar de los pedidos del Vicepresidente y la Ministra de Gobierno, el alcalde, Jorge Yunda, mantuvo la medida para

El 17 de marzo del 2020, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, suspendió todo transporte público y luego se incorporaron unidades solo para servicio de personal sanitario. A pesar de los pedidos del Vicepresidente y la Ministra de Gobierno, el Alcalde mantuvo la medida para reducir el movimiento en las calles y cerrar un foco de contagios. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En el Distrito Metropolitano de Quito las medidas de prevención empezaron a aplicarse desde el 3 de marzo, con la desinfección en 250 articulados y troles y 109 paradas y estaciones del sistema municipal del transporte. Tras la declaratoria de emergencia sanitaria en el país, el alcalde Jorge Yunda anunció al día siguiente (12 de marzo) varias medidas en la capital, entre las que se incluyó la suspensión de clases en todo el Distrito y dispuso que todas las áreas no operativas del Municipio (2 000 personas) realicen teletrabajo. También se prohibió las reuniones con más de 1 000 personas.

La desinfección de buses pasó de una diaria a dos y luego cada tres horas y se amplió a los buses convencionales. Desde ese día se cerraron todos los centros y programas de atención a niños, jóvenes y personas de la tercera edad.

El 16 de marzo se aplicó una restricción para que los buses llevaran pasajeros solo sentados, pero hubo incumplimiento. Para el día siguiente, el Alcalde suspendió todo transporte público y desde el 18 de marzo se incorporaron algunas unidades solo para servicio de personal sanitario. A pesar de los pedidos del vicepresidente, Otto Sonnenholzner, y de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, el Burgomaestre mantuvo la medida para reducir el movimiento en las calles y cerrar un foco de contagios.

Otras medidas fueron aplicándose paulatinamente, de la mano de las disposiciones gubernamentales y del COE Nacional. Por ejemplo, desde el 24 de marzo se podía ingresar a los mercados solo de 08:00 a 16:30 y de forma escalonada, según el último dígito de la cédula. Desde la presente semana, solo 12 de los 56 mercados están abiertos al público en el Distrito y los mercados Mayorista y San Roque solo atienden a personas que demuestren que tienen tiendas o abastecen a otros mercados.

El 10 de abril del 2020, el Gobierno anunció la entrega de un proyecto de Ley con carácter de económico urgente. El paquete contemplaría medidas como permitir que la suspensión laboral sea sin remuneración por un período y la creación de una cuenta de ayu

El 10 de abril del 2020, el Gobierno anunció la entrega de un proyecto de Ley con carácter de económico urgente. El paquete contemplaría medidas como permitir que la suspensión laboral sea sin remuneración por un período y la creación de una cuenta de ayuda humanitaria, entre otras medidas económicas. Foto: Rodrigo Haro

Para afrontar los efectos de la pandemia en el aparato productivo, la Cartera de Trabajo emitió acuerdos ministeriales con el objetivo de permitir la reducción, modificación y suspensión de la jornada laboral. Para la suspensión, se permitió que las partes acuerden un calendario de diferimiento de las remuneraciones.

En lo tributario, el Ejecutivo determinó que las empresas de ciertos sectores, entre ellos las microempresas, puedan pagar en cuotas el impuesto a la renta del 2019 y el IVA.

El pasado 10 de abril, el Gobierno anunció la entrega de un proyecto de Ley con carácter de económico urgente, que aún no llega al Legislativo. El paquete contemplaría medidas como permitir que la suspensión laboral sea sin remuneración por un período y la creación de una cuenta de ayuda humanitaria. Esta cuenta recibirá aportes de empresas que hayan tenido más de USD 1 millón de utilidades y una contribución de los trabajadores que ganen más de USD 500 al mes.

Para evitar que se cierren nuevas fuentes de financiamiento, el Gobierno pagó el 24 de marzo el capital de bonos de deuda externa por USD 324 millones y anunció renegociaciones de la deuda. Según Finanzas, el país ha recibido recursos de los multilaterales, bancos chinos y otras fuentes por USD 580,7 millones.

A fines de abril se esperan recursos emergentes del FMI por USD 500 millones y USD 2 000 millones de créditos bilaterales con China. Debido a la fragilidad de la economía ecuatoriana, el FMI estimó que en el 2020 el PIB del país decrecerá 6,3%.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (3)