Personas quedan atrapadas en casas inundadas por río…
Guayaquil: 907 vehículos han sido retenidos desde el…
Exministro de Salud está aprehendido en la Unidad de…
El inicio del toque de queda se alerta en Ibarra con…
Una antigua sirena se activa cada noche para anuncia…
Morona Santiago tiene varias vías cerradas por derrumbes
La vía Intervalles estará inhabilitada hasta las 18:…
609 nuevos casos de covid-19 se registran en Ecuador…

Las dos Coreas acuerdan sus respectivas delegaciones para su reunión

Las dos Coreas han acordado la composición de sus respectivas delegaciones que participarán en la primera reunión de alto nivel entre los dos países en más de dos años, después de que Pyongyang notificara este 6 de enero del 2018 a Seúl quienes integrarán la suya.

La delegación norcoreana estará compuesta por cinco miembros y encabezada por Ri Son-gwon, que dirige en su país el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, informó el Ministerio surcoreano de Unificación.

Seúl propuso el sábado enviar una delegación liderada por el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, que constaría de otras cuatro personas, dos viceministros de Unificación y dos viceministros de Deportes.

Pyongyang aceptó el viernes la propuesta de Corea del Sur de celebrar una reunión en Panmunjom el 9 de enero para tratar el envío de una delegación norcoreana a los Juegos Olímpicos de Invierno previstos a partir del 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang, así como una mejora de relaciones a nivel general.

La decisión llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, expresara en Año Nuevo su deseo de mejorar lazos y enviar una delegación a PyeongChang, y de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales -que el régimen considera como un ensayo para la invasión– hasta después de los Juegos.

La participación norcoreana en PyeongChang y un mayor entendimiento entre las dos Coreas, que técnicamente se mantienen en guerra, podría contribuir a aliviar la tensión regional después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante del presidente estadounidense, Donald Trump.