3 de abril de 2019 00:33

Corea del Sur aprueba rutas senderistas en militarizada frontera con el Norte

Moon Jae-in (segundo, der.), presidente de Corea del Sur, durante una reunión con sus secretarios principales en la oficina presidencial de Cheong Wa Dae en Seúl. Foto: EFE

Moon Jae-in (segundo, der.), presidente de Corea del Sur, durante una reunión con sus secretarios principales en la oficina presidencial de Cheong Wa Dae en Seúl. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Corea del Sur aprobó un presupuesto de unos 3,5 millones de euros para construir rutas senderistas dentro de la zona militarizada que la separa de Corea del Norte como parte de un proyecto para mejorar lazos entre ambos vecinos, técnicamente aún en guerra.

Un consejo del Ministerio surcoreano de Unificación aprobó hoy una partida de 4.400 millones de wones (unos 3,5 millones de euros/ 3,9 millones de dólares) para construir tres rutas dentro de la zona desmilitarizada (DMZ), confirmó a Efe una portavoz de dicha cartera.

El proyecto responde a un pacto sellado en la cumbre que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, celebraron el pasado septiembre en Pionyang y en virtud del cual ambos países acordaron convertir la DMZ en una "zona de paz".

En el marco de ese acuerdo las dos Coreas han retirado 11 puestos fronterizos cada una en la DMZ.

Pese a su nombre, la DMZ, de unos 250 kilómetros de largo y 4 de ancho, sigue siendo aún una de las áreas más militarizadas del mundo, ya que en torno a la misma se cree que aún hay enterradas más de un millón de minas y la zona cuenta además con la presencia de unos 200 puestos de guardia de ambos países.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra, puesto que el conflicto armado que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un alto el fuego y no un tratado de paz.

Los tres senderos se establecerán en Paju (oeste), Cheorwon (centro) y Goseong (este). Este último será el primero en estrenarse, a finales de este mes.

El plan prevé limitar el número diario de visitantes (por impacto ecológico y para no alterar operaciones militares) y aprovechar la existencia de senderos naturales al máximo, tratando de limitar las obras a la construcción de aseos públicos y a la instalación de cámaras y otras medidas de seguridad para los turistas.

A su vez, los visitantes deberán contar con la protección de soldados surcoreanos, por lo que el Ministerio de Defensa mantiene actualmente conversaciones a este respecto con el mando de la ONU (comando multinacional liderado por EE.UU. encargado de administrar la franja sur de la DMZ), informa la agencia de noticias Yonhap. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)