22 de febrero de 2021 00:00

USD 1 300 millones de créditos fueron reajustados por la crisis

La Cooperativa Andalucía ampliará su servicio digital. Lanzará pronto su ‘app’ Andalucía Móvil. Foto: Cortesía Cooperativa Andalucía

La Cooperativa Andalucía ampliará su servicio digital. Lanzará pronto su ‘app’ Andalucía Móvil. Foto: Cortesía Cooperativa Andalucía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Giovanni Astudillo

Un total de 301 cooperativas de ahorro y crédito efectuaron 1 182 386 operaciones de alivio crediticio o diferimiento extraordinario, entre marzo y noviembre del 2020.Cerca de USD 1 300 millones de cartera han sido diferidos y a su vez reprogramados, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

El 76% se concentra en Tungurahua, Pichincha, Cotopaxi, Imbabura, Azuay, Manabí y Guayas.

Juan Carlos Urgilés es gerente de la Cooperativa Jardín Azuayo, que es la segunda más grande del país por activos. Según él, el sistema tuvo que realizar los refinanciamientos, novaciones, diferimientos, conceder períodos de gracias y restructuraciones.

Al inicio de la pandemia, explicó, se hizo un diferimiento por tres meses, luego al observar que la reactivación era lenta se planteó la novación o diferimiento. Pero cuando los deudores no pudieron cancelar las cuotas se optó por el refinanciamiento para extender los plazos y reducir el pago mensual. “Bajamos las cuotas un 40%”.

En la actualidad, agregó Urgilés, existe una leve recuperación, pero lograr el ritmo económico anterior a la pandemia tomará un año o más. “Si no existe una estrategia clara de activación de la economía, la recuperación demorará mucho y eso es grave. Se necesita la inyección de recursos frescos que impulsen la demanda”.

Para Urgilés, la cartera de las cooperativas creció en el 2020 porque la economía de los pequeños productores o comerciantes no se detuvo, solo se redujo. Aclaró que ahora, las entidades tienen el deseo de prestar porque hay liquidez, pero no hay la misma demanda de préstamos. Además, las tasas son altas. “El interés para crédito bordea el 15%, cuando la rentabilidad de la actividad económica no pasa del 10%”.

Según la superintendenta de Economía Popular y Solidaria, Margarita Hernández, la gestión de las 518 cooperativas controladas fue muy interesante en el 2020, porque se sobrepusieron a la crisis económica y mantienen un crecimiento en sus indicadores (ver gráfico). “No podemos decir que la crisis no haya impactado... Hubo una contracción de la cartera de crédito en los cuatro meses más complejos de la crisis, pero desde septiembre las cifras tuvieron niveles superiores a febrero del 2020”.

Hernández dijo que las cooperativas están interesadas en el microcrédito, que representa el 37% del total de colocaciones. El objetivo es lograr la reactivación económica, que es el principal reto del sector en el 2021, ­señaló la superintendenta.

Sobre el diferimiento y alivio crediticia, ella aseguró que ajustaron una estrategia de control para identificar los distintos grupos de esa cartera. Es decir, dividieron por tipo de medida de alivio. “Con esta información hacemos un seguimiento para observar la evolución y la efectividad de las medidas aplicadas”.

Según Hernández, esta información permitirá tomar decisiones a tiempo para garantizar las condiciones de esta cartera, que sufrió estas modificaciones porque la crisis sanitaria aún se mantiene y la reactivación no termina de arrancar.

Esteban Correa, subgerente comercial de la Cooperativa Andalucía, agregó que la cartera tiene una situación de permanente análisis para precautelar el dinero de los socios.

Para lograrlo, dijo, se aplicaron los diferimientos extraordinarios en el 2020. De manera complementaria, la idea para el 2021 es fortalecer los diferimientos otorgados a través de nuevas y mejores condiciones, para que los socios puedan cumplir sin problema sus obligaciones.

Para Correa, uno de los principales retos de este año es mantener los niveles de captación y liquidez adecuados, que permitan mantener y mejorar la confianza de los socios. Además, retomar los ritmos de colocación previos a la pandemia para dinamizar la economía y apoyar a los socios en sus diferentes planes.

“La colocación debe ser analizada con todas las variables necesarias para su correcto desempeño”. Correa dijo que la morosidad es un tema para tener en cuenta el 2021. “Se verán los resultados de los problemas de los socios en el 2020, pero está ahí el reto de otorgar otras opciones correctas para que puedan cumplir sus obligaciones en las mejores circunstancias”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)