Control a vehículos mal estacionados en los puntos de vacunación en Quito generó molestias

En el video, los conductores se quejan y aseguran que, cuando llegó su turno, debieron dejar el auto en la vereda para ayudar a caminar a sus familiares adultos mayores hasta el punto de vacunación. Foto: Captura de pantalla

En el video, los conductores se quejan y aseguran que, cuando llegó su turno, debieron dejar el auto en la vereda para ayudar a caminar a sus familiares adultos mayores hasta el punto de vacunación. Foto: Captura de pantalla

En el video, los conductores se quejan y aseguran que, cuando llegó su turno, debieron dejar el auto en la vereda para ayudar a caminar a sus familiares adultos mayores hasta el punto de vacunación. Foto: Captura de pantalla

Los operativos que realiza la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) en los alrededores de los puntos para la vacunación de adultos mayores en Quito, causaron molestias en la población.

Hoy,  16 de abril del 2021, un ciudadano contó por Twitter que se encontraba en las afueras del colegio Central Técnico a la espera de que le coloquen la vacuna a su madre, quien es de la tercera edad.

Relató que llegó al lugar 45 minutos antes del turno, y se encontró con una fila de 50 personas a la espera. Muchas de ellas con problemas de movilidad, incluso con sillas de ruedas, por lo que preferían esperar en sus vehículos, para evitar el tumulto y por lo tanto, el riesgo de contagio.

La persona filmó el momento en el que un agente llegó en moto, junto con una plataforma, y comenzaron a llevarse los autos que se encontraban estacionados sobre la vereda.

En el video, los conductores se quejan y aseguran que, cuando llegó su turno, debieron dejar el auto en la vereda para ayudar a caminar a sus familiares adultos mayores hasta el punto de vacunación. Y calificaron de injusto el proceder de la autoridad.

Sobre este tema en particular, la AMT indicó que se emitirá un comunicado. Sin embargo, el alcalde de Quito Jorge Yunda, respondió el mensaje del denunciante. Le ofreció disculpas y citó: “A veces la norma hay que entenderla desde la realidad de esta emergencia sanitaria, no volverá a ocurrir”.

Según la AMT una de las faltas más frecuentes en la urbe tiene que ver con el estacionamiento de vehículos en lugares no permitidos.

La multa por esa infracción, según la Ordenanza 247, es del 10% de un Salario Básico Unificad. Es decir USD 40.

Si el vehículo es retenido, a este valor se suman los costos de la wincha y el patio de la AMT (dependiendo del número de días). El conductor, además, es sancionado con la reducción de tres puntos en la licencia de conducir.

Desde el año pasado, la AMT ha identificado 14 zonas en las que se reportan vehículos mal parqueados de forma recurrente. Allí se identificó, por ejemplo, las calles céntricas Benalcázar y Sucre. También están los alrededores de las Plataforma Gubernamentales en el norte y sur.

Según la entidad municipal, más de 8 800 carros fueron sancionados el año pasado por estacionarse mal.

Juan Manuel Aguirre, director de la AMT, reconoció la falta de espacios para parquear vehículos en el Distrito, y dijo que la Gerencia de Terminales y Estacionamientos de la Epmmop tenía previsto ampliar la Zona Azul.

En la actualidad, la ciudad cuenta con 8 883 plazas que brindan ese servicio. El objetivo era que se amplíe a 18 000 espacios en total. Pero por la emergencia sanitaria el proyecto está paralizado.