Contraloría determina irregularidades en la construcción de anillo vial de Santo Domingo

Las obras en el anillo vial Tsáchila continúan. Se trabaja en la señalización. Foto: EL COMERCIO

Las obras en el anillo vial Tsáchila continúan. Se trabaja en la señalización. Foto: EL COMERCIO

Las obras en el anillo vial Tsáchila continúan. Se trabaja en la señalización. Foto: EL COMERCIO

La construcción del anillo vial de Santo Domingo de los Tsáchilas tuvo falencias en la fiscalización y fallas en los controles para justificar los pagos a la empresa constructora.

La Contraloría General del Estado evidenció estos desfases en el examen especial DNA8-0027-2020 que se realizó entre el 1 de enero de 2018 y 31 de diciembre de 2019.

Los resultados se conocieron esta semana y ahora el órgano de control espera que se tomen correctivos.

Una de las fallas del equipo fiscalizador ocurrió en la comprobación del número del personal técnico requerido y la maquinaria necesaria para intervenir en la ampliación a cuatro carriles de la obra, que está a cargo de la Constructora Nacional.

Según los pliegos de la contratación, se necesitaban 78 máquinas entre cargadoras, retroexcavadoras, rodillos, fresadoras y volquetas; además, 8 técnicos con perfiles de ingenieros civiles, geotécnicos y eléctricos.

No obstante, los auditores hallaron alrededor de 11 maquinarias durante las verificaciones. Además, 14 perfiles distintos a los requeridos.

La Contraloría concluyó que esta falta de advertencia ocasionó que no se multara con USD 3 632 694,53 a la Constructora Nacional, que ejecuta la obra con un presupuesto de 17 millones.

La firma respondió en la etapa de descargos que la cantidad de personal y maquinaria está condicionado al cronograma de actividades y que, por tanto, los técnicos pueden estar tanto en campamento, patios de maniobras y minas de materiales pétreos.

Es decir, no necesariamente en los frentes de trabajo.

Luego, la constructora deja entrever que esto no habría sido verificado por la fiscalización.

El ensanchamiento de la calzada del anillo vial se realiza en tres tramos a lo largo de 16,15 kilómetros.

El primero empieza en el redondel Sueño de Bolívar hasta el obelisco de la Orangine.

El segundo desde el redondel de la Orangine hasta la vía a Quevedo y un tercero es el tramo Quevedo-vía a Quito (km 5).

La entidad de control además señala que a las planillas de avance de obra no se adjuntaron los resultados de los ensayos de control de calidad, que garanticen la ejecución adecuada de los trabajos en la capa de rodadura.

Se pagó un total de USD 920 535,67 por labores y materiales sobre los cuales no se efectuaron pruebas que avalen su durabilidad y el cumplimiento de las especificaciones técnicas.

También indica que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas canceló adicionalmente USD 304 499,15 y se han tramitado otros USD 270 282,75 por el rubro de transporte de materiales, a pesar de que este factor ya estaba incluido en el costo de mejoramiento de la vía, dice el informe.

Las autoridades locales del Ministerio de Transporte y Obras Públicas no se han pronunciado sobre estas observaciones, pese a que el organismo les hace observaciones y recomendaciones.