7 de febrero de 2021 00:00

Consulta popular: Cuenca decide este 7 de febrero sobre la minería

La zona de La Toreadora, en el Parque Nacional Cajas, es una de las cuencas hídricas más importantes del cantón. Foto: EL COMERCIO

La zona de La Toreadora, en el Parque Nacional Cajas, es una de las cuencas hídricas más importantes del cantón. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo y
Giovanni Astudillo. (I)

Este domingo 7 de febrero del 2021, 435 963 votantes empadronados en el cantón Cuenca decidirán en la consulta popular si prohíben o no la explotación minera en las zonas de recarga hídrica de los ríos Tarqui, Yanuncay, Tomebamba, Machángara y Norcay.

Este plebiscito fue impulsado por el Concejo Cantonal de Cuenca y aprobado por la Corte Constitucional, en septiembre del año pasado.

La primera pregunta dice así: ¿Está usted de acuerdo con la prohibición de la explotación minera metálica, a mediana y gran escala, en la zona de recarga hídrica del río Tarqui, según la delimitación técnica realizada por la Empresa Municipal Etapa EP? Sí o No.

Las cuatro preguntas restantes tienen el mismo texto, solo cambia el nombre de las zonas de recarga: Yanuncay, Tomebamba, Machángara y Norcay.

Los ciudadanos están distribuidos en 143 recintos electorales, con 1 312 juntas receptoras del voto. Esos centros de votación están ubicados en las 36 parroquias urbanas y rurales que existen en Cuenca.

Dos horas después del cierre del proceso electoral se tendrían los datos preliminares de esta consulta, anunció el Consejo Electoral de Azuay.

El recurso hídrico local

Un total de 95 000 hectáreas, de las 308 600 que tiene el cantón Cuenca, son áreas de recarga hídrica. En esos espacios se identificaron 4 200 cuerpos de agua y de allí nacen los ríos Tomebamba, Yanuncay, Machángara y Tarqui, que atraviesan la capital azuaya.

El 60% de las áreas de recarga hídrica es propiedad de la ciudad, a través de la Empresa Municipal Etapa. Pero la mayor riqueza está dentro de las 28 544 hectáreas del Parque Nacional Cajas (PNC). Esta reserva está ubicada a 35 minutos del noroccidente de la ciudad y en esa área hay 786 lagunas.

El parque nacional es la denominada zona-núcleo del millón de hectáreas que conforma la Reserva de Biósfera, declarada por la Unesco.

Para Felipe Cisneros, director del Programa de Manejo del Agua y del Suelo (Promas) de la Universidad de Cuenca, la importancia del ecosistema del PNC radica en la capacidad que tiene para captar, retener, almacenar y proveer agua.

Esta reserva alimenta a los sistemas de agua potable más grandes y de mayor cobertura que tiene el cantón. Según Cisneros, en las condiciones actuales y con el manejo de las cuencas hídricas que ejecuta Etapa está garantizado el líquido por 30 años más.

En la actualidad, la cobertura del líquido vital llega al 98% en el cantón, con un consumo promedio de 250 litros diarios por persona, según un estudio realizado por Gestión Ambiental del Municipio. La Organización Mundial de la Salud señala que en muchas zonas hay desperdicio del líquido y, por eso, recomienda que no sobrepase los 100 litros.

Cisneros considera que en 20 años el cantón podría empezar a vivir el estrés hídrico o déficit de agua potable. Frente a ello, dice, se debe construir embalses en las cuencas hídricas más importantes.

El potencial minero

En el cantón Cuenca se encuentran dos de los cinco proyectos mineros considerados estratégicos por el Estado ecuatoriano. Se trata de Loma Larga y Río Blanco.

Este último está paralizado desde el 2018, por una sentencia judicial. El proyecto fue adjudicado a la empresa Ecuagoldmining y tiene una reserva de 610 000 onzas de oro y 4,3 millones de onzas de plata, según la presidenta de la Cámara de Minería de Ecuador, María Eulalia Silva.

Loma Larga, por su parte, tiene reservas comprobadas de 2,2 millones de onzas de oro, 13,3 millones de onzas de plata y 88 millones de libras de cobre. Está concesionado a INV Minerales Ecuador.

Silva dice que tendrá una vida útil de 12 años y en ese tiempo se prevé una exportación de USD 3 400 millones (calcu­lado a los precios actuales). Además, se estima que la mina subterránea generará ingresos por USD 150 millones para las empresas locales (bienes y servicios) en la fase de construcción y otros USD 571 millones durante la operación.

El presidente de la Cámara de la Minería de Azuay, Patricio Vargas, agrega que en el cantón también existe un proceso de segunda generación que impulsa el Estado. Se denomina Ruta del Cobre, está ubicado en la parroquia Chaucha y fue concesionado a la minera Ruta del Cobre, que tiene capitales mexicanos.

Está en la fase de exploración y tiene reservas de cobre, principalmente, y de oro y plata, en menor cantidad. La concesión es de 7 299 hectáreas.

Para Vargas, otro proyecto relevante es Peñas Blancas, que estuvo en exploración inicial antes de la pandemia. Está en el sector bajo de la parroquia Molleturo. Según el catastro minero, en Cuenca hay 73 concesiones; de ellas, 43 son de minería metálica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)