20 de noviembre de 2018 08:38

Consternación y muchas preguntas en Japón por arresto de directivo de Nissan

La detención del director de Nissan, Carlos Ghosn, generó incertidumbre en el sector automotriz de Japón y sus aliados. Foto: AFP

La detención del director de Nissan, Carlos Ghosn, generó incertidumbre en el sector automotriz de Japón y sus aliados. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El arresto de Carlos Ghosn, artífice del imperio automovilístico Renault-Nissan-Mitsubishi Motors, provocó una gran conmoción en Japón y en el mundo del automóvil, donde su repentina caída en desgracia plantea numerosas preguntas.

El empresario, de 64 años, seguía arrestado el martes 20 de noviembre del 2018 en un centro de detención de Tokio un día después de su interpelación cuando salía de su jet privado, mientras que los diarios nipones hablaban de “la caída de un reformador carismático”.

La Fiscalía confirmó que estaba detenido por presunta ocultación de ingresos. Según un comunicado, Ghosn “conspiró para minimizar su retribución en cinco ocasiones entre junio de 2011 y junio de 2015”.

Se declararon al fisco 4 900 millones de yenes (unos 37 millones de euros según el curso actual), pero Ghosn había ganado casi 10 000 millones de yenes en ese periodo, indicó la Fiscalía.

El todopoderoso dirigente franco-libanés-brasileño fue detenido el lunes 19 de noviembre al cabo de una investigación interna realizada por Nissan, que envió los resultados a la Fiscalía.

En una rueda de prensa ofrecida por la noche, el presidente ejecutivo del constructor de automóviles japonés, Hiroto Saikawa, también mencionó “otras malversaciones, como el uso de bienes de la empresa con fines personales”.

Según la agencia de prensa Kyodo, que citó fuentes próximas al caso, se habría hospedado gratuitamente en varias propiedades de la compañía en Holanda y en otros tres países.

'Una cuestión de dinero'

Saikawa dedicó unas duras palabras contra su otrora mentor, Carlos Ghosn, caído en desgracia por haber concentrado demasiado poder, según sus palabras. “Es un problema que se haya dado tanta autoridad a una sola persona”, declaró en la sede del grupo, en Yokohama (afueras de Tokio), denunciando “el lado oscuro de la era Ghosn”.

A partir del jueves 22 de noviembre, el consejo de administración de Nissan se pronunciará sobre el despido de su presidente. Mitsubishi Motors (MMC) anunció una decisión similar.

Las acciones de ambos grupos caían el martes a media jornada en la Bolsa de Tokio, un 4,32% para Nissan y 7,12% en el caso de MMC.

Tras haber sido venerado en Japón por haber salvado a Nissan de la quiebra en los años 2000, y más recientemente a Mitsubishi Motors, forjando una sólida alianza con el grupo francés Renault, Carlos Ghosn fue objeto de humillaciones el martes.

“Es un avaricioso. Al final, no es más que una cuestión de dinero”, declaró un responsable de Nissan al diario Yomiuri. “Pedía a sus subordinados que cumplieran con objetivos difíciles, pero él mismo seguía percibiendo un sueldo alto, incluso cuando las actividades de Nissan no iban tan bien”, añadió el periódico.

En la sede de Nissan, en Yokohama (afueras de Tokio), los empleados estaban consternados. “Fue totalmente inesperado, no sé qué pensar”, dijo un empleado de 38 años al diario económico Nikkei. “Esto pasa en el peor momento”, afirmó, pues Nissan se ha visto afectado por dos escándalos sucesivos causados por unos fallos en la inspección de vehículos en Japón.

Frágil equilibrio


Por su parte, las autoridades japonesas y francesas se limitaron a reclamar “estabilidad para la alianza”. El portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, juzgó “la situación extremadamente lamentable ” pero descartó hacer ningún comentario más.

¿Logrará sobrevivir la alianza, fruto de un frágil equilibrio entre tres entidades muy distintas, si Ghosn no consigue superar este escándalo?

“No podemos excluir la posibilidad de que la alianza se vea debilitada”, señaló en una nota Kentaro Harada, analista en SMBC Nikko Securities. “Sobre todo, la cuestión principal es ver si esto alterará el equilibrio del poder” entre las partes francesa y japonesa, añadió.

Renault posee un 43% de Nissan, que a su vez tiene un 15% de Renault y un 34% de Mitsubishi Motors. Recientemente circularon rumores de fusión.

La vertiente judicial del caso también despierta “innombrables interrogantes”, según el experto. “¿Por qué se descubren ahora las malversaciones, y cómo Ghosn, con Greg Kelly [otro responsable de Nissan detenido] habrían podido falsificar documentos ellos solos?”, se pregunta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)