16 de diciembre de 2019 07:47

Conservadores españoles no facilitarán que Sánchez sea jefe del Ejecutivo

El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, interviene durante un rueda de prensa el pasado viernes 13 de diciembre del 2019. Foto: EFE

El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, interviene durante un rueda de prensa el pasado viernes 13 de diciembre del 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los conservadores del Partido Popular español (PP) manifestaron este lunes 16 de diciembre del 2019 que no facilitarán la investidura como jefe del Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez por entender que éste ya ha decidido "libremente" formar gobierno con los "comunistas" de Unidas Podemos (UP) y negociar con los independentistas catalanes de ERC.

"Nadie entendería" que el PP se abstuviese en una votación en el Congreso español para que Sánchez, que ahora gobierna en funciones, continúe al frente del Ejecutivo; sería "letal" para España y el propio partido conservador, dijo hoy a la prensa su líder, Pablo Casado, tras reunirse con Sánchez.

Es el primer contacto conocido hasta ahora entre ambos dirigentes políticos desde las elecciones del 10 de noviembre pasado, que ganó el Partido Socialista (PSOE) con mayoría relativa (120 de 350 diputados), de manera que necesita acuerdos con otras fuerzas parlamentarias para que Sánchez vuelva a ser jefe del Ejecutivo.

El líder socialista fue designado candidato por el rey el 11 de diciembre pasado, sin que se haya fijado aún la fecha de la sesión parlamentaria de investidura, así que parece difícil que pudiera haber nuevo gobierno antes de que acabe este año.

Solo dos días después de los comicios, el 12 de noviembre, Sánchez firmó un acuerdo de gobierno de coalición con el líder de UP, Pablo Iglesias.

Sin embargo, este pacto no es suficiente porque PSOE y UP suman 155 asientos en el Congreso, un número insuficiente para que Sánchez sea elegido presidente del Gobierno en una votación de investidura, y necesitan el apoyo o al menos la abstención de otras fuerzas políticas.

Dada la negativa repetida de PP (89 escaños) y de los liberales de Ciudadanos (10 asientos) a facilitar un gobierno de Sánchez con UP, los socialistas comenzaron a negociar con ERC (izquierda catalana independentista) a finales de noviembre, cuya abstención sería clave.

PP y Ciudadanos han reprochado duramente a Sánchez por estar dispuesto a pactar una abstención de ERC, un partido que exige un referéndum de "autodeterminación" en Cataluña y una "mesa de negociación" entre el Gobierno de España y el regional de Cataluña para resolver el "conflicto político" de las tensiones independentistas.

Sánchez también se reunió hoy por vez primera después de las elecciones con la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en busca de posibles combinaciones parlamentarias que posibiliten su investidura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)