12 de octubre de 2018 14:20

Dos consejos universitarios han sido convocados en la U. de Guayaquil

Las instalaciones de la Universidad de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Las instalaciones de la Universidad de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Elena Paucar

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La división continúa en la Universidad de Guayaquil por la falta de definición en el rectorado. Para este viernes 12 de octubre de 2018 fueron convocadas dos sesiones de Consejo Universitario, que tienen previsto analizar la resolución del Consejo de Educación Superior (CES).

Este organismo dispuso el pasado miércoles que se cumpla con la ley en cuanto a la subrogación o reemplazo de autoridades. Además sugirió que se convoque a elecciones para elegir a las autoridades faltantes y dio un plazo de 72 horas para tener una respuesta al respecto; de lo contrario, advirtió que se aplicarán sanciones.

El plazo finaliza el lunes, pero la universidad sigue fragmentada. Por un lado, Gulnara Borja tiene programado liderar a las 14:00 una sesión con delegados que ha designado. Ella ratifica que asumió el rectorado por línea directa de subrogación.

“Estoy esperando el acta que ellos -el otro consejo convocado- van a enviar al CES como parte de los documentos que posteriormente serán analizados. Yo también enviaré al CES el acta que fue convocada por la presidenta del Consejo Universitario que soy yo, la rectora subrogante”.

Borja además negó que existan problemas en el proceso de matriculación y otros trámites administrativos dentro de la universidad. Aseguró que hasta este miércoles fueron matriculados 45 000 de los 77 000 estudiantes registrados.

Sin embargo, tras los fuertes enfrentamientos de ayer, las ventanillas de algunas facultades atendieron a medias. Borja dijo que ha pedido autorizaciones al CES y a la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) para aplazar el inicio de clases, previsto para el 26 de octubre.

“Estamos tratando de evitar el caos que los grupos de la oposición van a provocar la próxima semana (…).Hemos pedido la autorización para ampliar la apertura del calendario escolar para el 29 de octubre”.

El anuncio inquieta a un grupo de delegados estudiantiles. José Valdiviezo, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios en la U. de Guayaquil, se opone al cambio del cronograma establecido y pidió a la Presidencia de la República y al CES resolver la situación de la universidad más grande del país.

Por otro lado, Carmen Bonifaz, la decana más antigua, presidió una nueva sesión del consejo que quedó del exrector Galo Salcedo. Se tenía previsto que empiece a las 11:00 en la Facultad de Ciencias Administrativas. La prensa no tuvo acceso al lugar para verificar si la reunión cumplía el quórum.

Según el estatuto de la U. de Guayaquil, el Consejo Universitario está integrado por 34 delegados. Puede ser convocado por el rector o por un tercio de sus miembros con derecho a voto.

Nathaly Marzo, quien asegura ser asesora del rectorado, explicó que contaban con 24 miembros para revisar la resolución del CES, entre ellos algunos decanos que fueron removidos por Borja. “Ella no es rectora y por lo tanto no puede remover decanos”, dijo. Además indicó que para destituir a los decanos se debe convocar a un Consejo de Facultades.

Dentro del orden del día, este grupo tenía planificado revisar el informe ampliado con los perfiles docentes. De esta forma eligieron a Antonio Rodríguez como rector encargado, la semana anterior.

Ayer Rodríguez anunció que estaba dispuesto a dejar el cargo para frenar la violencia. “Tengo que esperar que revisen 15 carpetas, y si no me aprueban, no me aprueban. Y si soy ratificado hay trataremos de buscar la paz en la Universidad de Guayaquil”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)