Encapuchados atacaron la Gobernación de Azuay
Conaie pide 40 centavos de reducción de precio de ga…
30 instituciones de Medicina Legal y Ciencias Forens…
Manifestantes cierran la Panamericana Sur, en Cuenca
Video registra discusión de asambleístas y Fausto Co…
‘Si no hay petróleo, no hay combustible’…
Autopista General Rumiñahui cerrada por manifestantes
Integrantes de la Conaie, expectantes por reunión co…

El Consejo transitorio cesó en sus funciones

Redacción Política y Cuenca

La Ley del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) se promulgó ayer en el Registro Oficial. Ese era el detalle que debía cumplirse para que los integrantes del Cpccs transitorio dejen sus funciones y den paso a que el Consejo Nacional Electoral (CNE) elija a un administrador temporal para  la institución.

Este se hará cargo del organismo hasta que el CNE convoque a un nuevo concurso para conformar el Consejo definitivo.

La noticia tomó por sorpresa a Julián Guamán, ahora ex presidente del Cpccs. “Estaba rindiendo cuentas en Tena, cuando al regreso me enteré”. Guamán dijo que hoy volverá al Consejo para entregar formalmente de su cargo. “Cumplimos con la Constitución”, comentó.

Ahora, el CNE debe nombrar un administrador. El consejero Fausto Camacho dijo que el Pleno de la entidad elegirá entre una serie de nombres al más apropiado. “Lo daremos a conocer lo más pronto posible”.

A Guamán le tranquiliza el hecho de que a pesar de que no existan consejeros, por el momento, cada departamento del organismo cuenta con coordinadores especializados. “Todo queda en orden”, aclaró.

Antes de conocer la noticia, los integrantes del Cpccs rendían cuentas también en Cuenca. La ex vicepresidenta de esta entidad, Mónica Banegas, señaló que en  nueve meses elaboraron el proyecto de ley, reglamentaron las comisiones  de selección de autoridades y se establecieron  concursos de méritos para las dignidades ciudadanas.

La funcionaria señaló que hasta febrero pudiera definirse a las nuevas autoridades del Consejo. Para ella, el Cpccs no es un suprapoder o el espacio para aglutinar a los poderes de control, sino para llegar a la concertación.