19 de September de 2009 00:00

Un conjunto que crece a orillas del río Jipiro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Loja 

El entorno natural de la cuenca del río Jipiro, en el norte de la capital lojana, es aprovechado por las inmobiliarias para ofertar sus planes de vivienda. Este es el caso de Cobijos, que en junio de 2008 empezó   el conjunto residencial Río Blanco.



Otras precisiones
Para que un emigrante  que está fuera del país pueda comprar  una vivienda del plan,  debe entregar un poder a un familiar para la negociación, el crédito y la escritura.
La ubicación es  una fortaleza. El proyecto es  contiguo al recinto ferial Ciudad de Loja, al Parque Jipiro y a  los hospitales de Solca y de la Universidad Técnica Particular de Loja.
Las obras de  urbanización están concluidas para las dos primeras fases del conjunto. Hay agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, aceras...El plan total consta de 169 viviendas. En la actualidad está concluida la primera fase, que consta de 25 casas que se  entregarán  en octubre. Mientras, en ese mismo mes empezará la segunda fase con otras 27 casas.
El conjunto se edifica sobre un área de 36 000 m². Cada vivienda cuenta con un lote de 106 m² y 82 m² de construcción.

La oferta es de un solo tipo de vivienda, en  dos plantas. En la planta baja existe sala, comedor, cocina, vestíbulo y baño completo (con ducha). Los pisos son de cerámica nacional, paredes empastadas y pintadas,  al igual que el cielo raso. El piso y las paredes del baño son de cerámica, con sanitarios nacionales y grifería FV.

En la cocina hay muebles altos y bajos en MDF, lavaplatos en acero inoxidable y mesón de hormigón revestido con cerámica.

La parte externa frontal está diseñada con un garaje para un vehículo y un jardín. En la parte posterior hay un patio de 15 m² destinado para lavandería y secado. También está acondicionado para futura ampliación.

La planta alta está comunicada a través de una grada de hormigón revestida con cerámica nacional y un pasamano de hierro. Hay tres dormitorios dotados con clósets en MDF, un estar y un baño completo. Los dormitorios y el estar  tienen pisos flotantes.

El proceso constructivo está basado en el hormigón armado y las paredes son pasteadas y pintadas, al   igual que el cielo raso. El baño tiene instalaciones para agua fría y caliente. Para complementar, el diseño de la vivienda cuenta con amplios ventanales en aluminio y vidrio. La finalidad es aprovechar la luz natural y contemplar el entorno natural del río Jipiro, uno de los más limpios de la ciudad.

La estructura es de hormigón armado y las paredes  de ladrillo.

Hay un cerramiento frontal de  hierro para la seguridad de cada casa. La fachada tiene un diseño moderno donde predominan las líneas rectas,  que  destacan  los volúmenes de cada vivienda. A esto se suma  la cromática,  que está  basada en colores como el blanco hueso y el naranja.

Para el área comunal está destinada   un área verde de 5 900 m². Esto es superior a la norma municipal que demanda del 20% del total del área en la que se construya el plan.

Con el fin de vender sus viviendas, la inmobiliaria Cobijos abrió dos posibilidades de financiamiento, según explica su gerente, Fernando Proaño.
 
La una opción es adquirir la casa con acabados, lista para habitar, en USD 44 000. En este caso, el cliente puede dar una cuota inicial de USD 5 500 y en 12 meses ajustar el 32% del valor de la casa (alrededor de USD 700 por mes). El saldo (68%) se puede financiar mediante préstamos hipotecarios con la Mutualista Pichincha o los bancos locales. Estas entidades ofrecen créditos con plazos de hasta 11 años con tasa de interés del 11% anual.

La segunda opción es adquirir la vivienda sin acabados interiores. Solo está provista del mesón de la cocina y el baño familiar. Pero no tiene, por ejemplo, pisos ni ventanales.

En esas condiciones, la vivienda cuesta USD 35 000. Se puede adquirir con una cuota inicial de USD 4 400 más 12 cuotas mensuales de USD 570. Con ello se ajusta el 32% de la entrada. El saldo se puede financiar con  el mismo mecanismo anterior.

Para la segunda fase  ya están negociadas dos viviendas y tres reservadas, afirma    Proaño, 20 de los 25 clientes de la primera fase   son emigrantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)