4 de octubre de 2019 09:59

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana hace un llamado al diálogo

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana ofreció una rueda de prensa este 13 de junio del 2019 donde se indicó que defenderán al matrimonio como la Iglesia lo entiende. Foto: Mariela Rosero / EL COMERCIO

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana ofrece una rueda de prensa el 13 de junio del 2019  Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 1
Betty Beltrán
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

“Si quieres la paz, trabaja por la justicia”. Con esa frase del papa Paulo VI comienza un comunicado que la mañana de este viernes, 4 de octubre del 2019, hizo público el Consejo de Presidencia de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Y hace un llamado a La Paz, a la justicia y al diálogo, frente a los grandes desafíos sociales y económicos que vive el país. Porque, agrega, la “paz social es el valor fundamental para considerar y hacer efectivos los derechos fundamentales, particularmente de los menos favorecidos, comenzando por el derecho a la vida en todas sus etapas y dimensiones”.

La violencia manifestada en cualquiera de sus formas, se reitera, “impide una visión objetiva de la realidad y pone en serio peligro la vigencia de los derechos que tanto debemos precautelar”.

La promoción de la justicia social, indica el Consejo de la Conferencia Episcopal, debe estar en el centro de todas las decisiones estatales y privadas, de tal forma que todo ecuatoriano cuente con las condiciones necesarias para vivir con dignidad. Las compensaciones sociales deben favorecer a los más pobres.

Se agrega que la “justicia social demanda a los poderes estatales la recuperación de los bienes del pueblo, usurpados mediante sistemas fraudulentos, para invertirlos en educación, salud, seguridad, vivienda, entre otros”.

Y ante la coyuntura, el diálogo es el camino más adecuado y “hace posible que las diferentes organizaciones asuman el compromiso de buscar el bien común más allá del propio, permaneciendo abiertos al encuentro responsable, libres de posiciones extremas”.

Como pastores de la Iglesia Católica, finaliza, “acompañamos al pueblo en sus apremiantes necesidades y oramos por un Ecuador pacífico, justo y equitativo, con pan y trabajo para todos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)