Ohio sorteará USD 1 millón semanal entre personas qu…
Afganistán inicia un alto el fuego de tres días con …
Israel intercepta el 90% de los 1 600 cohetes lanzad…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de mayo del 2021
Enfermeros, otros ‘héroes’, que exigen la estabilida…
‘No se llegará a meta de 2 millones de dosis’: Camil…
La ocupación en tres hospitales de Santo Domingo de …
Protestas por sistema de precios de diésel luego de …

Condenan a un hombre en Alemania por asesinar a seis miembros de su familia

El detenido se enfrenta a una pena de hasta 19 años de prisión si es declarado culpable de los cargos de envenenamiento. Foto: Archivo

El detenido se enfrenta a una pena de hasta 19 años de prisión si es declarado culpable de los cargos de envenenamiento. Foto: Archivo

Imagen referencial. El hombre, que tenía permiso para portar armas y practicaba tiro deportivo, reconoció los hechos al comienzo del juicio y expresó su pesar. Foto: Archivo 

Un hombre de 27 años fue condenado el viernes 10 de julio de 2020 en Alemania a 15 años de prisión por el asesinato de seis miembros de su familia, entre ellos sus padres, y será internado en un hospital psiquiátrico.

Adrian S. fue declarado culpable de asesinato e intento de asesinato después de haber matado con un revólver semiautomático de 9 mm a su padre, su madre, su hermanastro, su hermanastra, su tío y su tía, según el veredicto del tribunal regional de Ellwangen, en el suroeste de Alemania.

Algunas de sus víctimas habían recibido disparos en la cabeza y otros dos miembros de su familia habían resultado gravemente heridos.

Tanto la fiscalía como la defensa solicitaron su internamiento en un centro psiquiátrico.

El hombre, que tenía permiso para portar armas y practicaba tiro deportivo, reconoció los hechos al comienzo del juicio y expresó su pesar.

Un psiquiatra determinó que sufría de alucinaciones y enfermedades mentales.

El tiroteo estalló el 24 de enero en Rot am See (suroeste de Alemania) , un pequeño pueblo cerca de Stuttgart, cuando la familia del joven estaba reunida para el entierro de su abuela.

El propio tirador llamó a la policía para denunciarse.