14 de marzo de 2019 13:41

La comuna de Cocotog pide servicio de transporte público de calidad

La comunidad de Cocotog reunida cuando se inició el plan piloto. Foto: Cortesía

La comunidad de Cocotog reunida cuando se inició el plan piloto. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La movilidad siempre fue un dolor de cabeza para los vecinos de Cocotog, en el nororiente de Quito. De niños, los moradores debían caminar más de hora para llegar a la escuela más cercana ubicada en el sector de El Inca.

Hoy, cuentan con dos líneas de transporte, pero la una fue sancionada por incumplimientos y por prestar un mal servicio, y la otra forma parte de un plan piloto.

La comuna de Cocotog está ubicada en una zona rural del Distrito y está formada por cinco barrios: Jesús del Gran Poder, Santa Ana, Yurakc, San Miguel y Central, donde habitan unas 3 500 personas. El 80% de ellas, sale a Quito a trabajar o a estudiar.

Las cifras las da Jimmy Ramírez, vicepresidente del barrio. La línea más antigua que brinda servicio al sector cuenta con 14 unidades y, según el líder, tiene problemas internos por lo que no han podido renovar el contrato de operación. “El servicio que brindan es pésimo, no cumplen las rutas, tratan mal al pasajero, salen cuando ellos quieren, van en competencias entre ellos y arriesgan al usuario”.

Por esa razón, la comunidad se organizó y presionó para que la Secretaría de Movilidad del Municipio disponga una ruta en la zona. Se consiguió que el 29 de septiembre del año pasado se instale una ruta piloto que los lleva desde el barrio, por la avenida Simón Bolívar, hasta la Ecovía. Supuestamente el piloto debía durar 120 días. El plazo se venció y los transportistas advirtieron que dejarían la ruta porque la autoridad no les entregaba las habilitaciones definitivas, contó Ramírez.

La comunidad, nuevamente se organizó y amenazó con cerrar la escombrera que funciona en la zona. Entonces consiguieron que el plan piloto se amplíe hasta finales de este mes. La comuna teme que entonces les quiten las unidades por lo que la advertencia de la gente se mantiene en pie: si les quitan los buses, bloquearán el paso de las volquetas a la escombrera.

Los cinco buses que forman parte del plan piloto no pertenecen al corredor central, es decir, la gente debe pagar otro pasaje para tomar las unidades de la Ecovía. El pedido de la gente es que a esa ruta forme parte del sistema integrado de transporte.

Roberto Noboa, técnico de la Dirección de Gestión de la Movilidad de la Secretaría de Movilidad, indicó que las cinco unidades del plan piloto conforman el consorcio Corredor Nororiental Ecovía y que están en proceso de evaluación. Aseguró que una vez que culmine el piloto, no se quitará el servicio, al contrario, se analiza la posibilidad de ampliarlo hacia otros sectores de la zona, e incluso aumentar dos buses más, dependiendo de la demanda del barrio.

Sobre la otra compañía que brinda servicio en el sector, Noboa indicó que en efecto, la compañía está en proceso de sanción por incumplimiento del contrato de operación, pero que ya justificaron dichos incumplimientos, y ya fueron sancionados, por lo que está en trámite de renovación del contrato de operación. Cuando eso ocurra, señaló el funcionario, Cocotog quedará con un sistema de transporte completo y de calidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)