El relleno sanitario de El Inga será cerrado
Los contribuyentes ya sienten el incremento del impu…
Gobierno piensa en la reforma judicial
Alfonso Terán: ‘No podemos estar aislados, eso es te…
58 años de cárcel para quien asesine a un policía en…
Quemar carros, la forma de operar de los sicarios en Manta
Lasso pedirá que Ecuador vs. Brasil tenga aforo del 50%
Ministerio de Educación toma acciones legales por cl…

El comercio electrónico de Ecuador tiene una estrategia para ejecutar en el 2021

Utilizar la computadora en la cama hasta altas horas de la noche confunde los procesos del sueño en el cerebro, además de convertir el espacio de descanso en una área de estrés. Foto Referencial: Pexels

Utilizar la computadora en la cama hasta altas horas de la noche confunde los procesos del sueño en el cerebro, además de convertir el espacio de descanso en una área de estrés. Foto Referencial: Pexels

Imagen referencial. En el marco legal se prevé actualizar la normativa para que se homologue y estandarice las pasarelas de pago. Foto: Pexels

Ecuador cuenta con su Estrategia Nacional de Comercio Electrónico (ENCE). Esta iniciativa pública-privada tiene cuatro aspectos para impulsar al sector, que el año pasado movió USD 2 300 millones en el país y que representó USD 700 millones más que en el 2019.

ENCE tiene cuatro componentes. El primero es el marco legal y busca fortalecer la normativa y regulación vigente para el desarrollo de la actividad.

El segundo es fomentar el comercio electrónico entre las medianas y pequeñas industrias para que hagan uso de las opciones digitales. El tercero son los sistemas de pago electrónico. La idea es fomentar el uso de tecnologías de la información en transacciones para facilitar el pago de productos, bienes o servicios.

Finalmente, está la logística en el proceso del comercio electrónico. El propósito es impulsar el fortalecimiento del sector manteniendo un entorno seguro y confiable mediante el uso de las TIC.

En esta estrategia nacional se contemplan 24 medidas como establecer modelos de seguridad transaccional basados en estándares nacionales o internacionales, que aumenten la confianza en el comercio electrónico.

Además, fortalecer el uso de medios de pagos electrónicos e inclusión financiera y desarrollar un catálogo con las empresas proveedoras de servicios de complementarios al comercio electrónico. Es decir, de los desarrolladores, logística, botones de pago…

En el marco legal se prevé actualizar la normativa para que se homologue y estandarice las pasarelas de pago para que trabajen con todas las marcas de tarjetas de crédito o débito, independiente de la institución emisora.

También, revisar o modificar las normas relacionadas a las obligaciones tributarias como funcionamiento de pasarelas de pago, comisiones bancarias por cobros con tarjetas de crédito y débito, retenciones al Impuesto al Valora Agregado e Impuesto a la Renta.

Según el viceministro de Comercio Exterior, Daniel Legarda, estas acciones se cumplirán hasta finales de año y espera que el próximo Gobierno impulse con esta estrategia para el sector.

Para el director general de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico, Leonardo Ottati, para la implementación de esta estrategia, la transformación digital del sector productivo es clave, “porque permitirá que emprendedores y empresarios efectúen procesos de gestión eficiente, incrementen su productividad, bajen costos y participen activamente en el despliegue de la economía digital”.

Suplementos digitales