19 de noviembre de 2019 23:37

Muere en Colombia el exjefe paramilitar Ernesto Báez

El exjefe paramilitar, que se desmovilizó en diciembre de 2005 bajo el gobierno de Álvaro Uribe (2002-10), alcanzó a tener bajo su mando a 5 500 hombres y su accionar dejó 1 544 víctimas, según la fiscalía.

El exjefe paramilitar, que se desmovilizó en diciembre de 2005 bajo el gobierno de Álvaro Uribe (2002-10), alcanzó a tener bajo su mando a 5 500 hombres y su accionar dejó 1 544 víctimas, según la fiscalía. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 115
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El exjefe paramilitar Ernesto Báez, uno de los principales ideólogos de las milicias de ultraderecha en Colombia, falleció este martes 19 de noviembre de 2019 de un infarto en el noroeste del país, informó su hijo a la AFP.

En medio del procedimiento mortuorio en la ciudad de Medellín, su hijo Andrés confirmó la muerte a los 64 años de Iván Roberto Duque, mejor conocido por el alias de Ernesto Báez.

Abogado de formación, fue dirigente político del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), una organización de extrema derecha surgida a finales de 1990 para combatir a las guerrillas izquierdistas.

El exjefe paramilitar, que se desmovilizó en diciembre de 2005 bajo el gobierno de Álvaro Uribe (2002-10), alcanzó a tener bajo su mando a 5 500 hombres y su accionar dejó 1 544 víctimas, según la fiscalía.

Báez fue liberado en 2016 tras cumplir la pena a la que fue condenado como parte de una ley que rebajó el castigo de los paramilitares a cambio de que dejaran las armas, confesaran sus crímenes y contribuyeran a la “consecución de la paz nacional”.

El principal rival de los paramilitares, las FARC, la exguerrilla más grande del continente, selló la paz en noviembre de 2016 y se sometió a una justicia especial que otorga penas alternativas a la cárcel a quiénes confiesen sus crímenes y se comprometan a nunca más ejercer la violencia.

Aunque las FARC se transformaron en partido y el grueso de los paramilitares se desmovilizó en 2006, el conflicto colombiano sigue vivo alimentado por los recursos del narcotráfico.

El país aún vive un enfrentamiento entre guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, que en seis décadas ha dejado más de ocho millones de víctimas, entre muertos, desaparecidos y desplazados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)