22 de September de 2009 00:00

Colombia lleva tres pedidos a la cita con Ecuador en Nueva York

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago Zeas, corresponsal en Bogotá

El canciller colombiano Jaime Bermúdez llegó a Nueva York con dos instrucciones claras, en el inicio de los diálogos formales con Ecuador con el objetivo de superar la crisis bilateral.

Por un lado, el Jefe de la diplomacia colombiana llegó a EE.UU. con la disposición de escuchar y discutir las cinco exigencias ecuatorianas  para retomar los vínculos diplomáticos, rotos desde el 3 de marzo de 2008.
 
En ese punto, Bermúdez tiene claro que no puede ceder en un punto de los requerimientos ecuatorianos. Se trata del pedido de reparación a los familiares del ecuatoriano Franklin Aisalla, quien murió en el ataque colombiano a una base de las FARC en suelo ecuatoriano, el 1 de marzo de 2008.

El argumento de Colombia es que esa fecha bombardeó un sitio de “terroristas”, quienes  atentaban contra la seguridad de la población colombiana. Y, por lo tanto, Bogotá considera que no es posible que el Gobierno pague algún tipo de indemnización a Aisalla, quien según informes de Inteligencia de ambos países, era colaborador de la guerrilla.

Por otro lado, el canciller Bermúdez también llegó a Nueva York con la instrucción de exponer tres pedidos concretos a su colega ecuatoriano, Fander Falconí, de cuyo cumplimiento también depende la normalización de relaciones diplomáticas.

Uno, que Ecuador se comprometa a combatir radicalmente los grupos guerrilleros que se infiltran en territorio nacional.

Dos, que Quito analice el avance del proceso internacional que sigue contra Bogotá en la Corte de La Haya, por los efectos de las fumigaciones con glifosato en la zona de frontera. Extraoficialmente se conoce que Colombia desea llegar a un acuerdo amistoso con Ecuador, con la ratificación de su compromiso de no realizar fumigaciones aéreas en una de 10 km contados desde la línea de frontera.

Tres, que Ecuador deje sin efecto el juicio que se sigue contra Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa. La Justicia ecuatoriana investiga a Santos por haber dirigido la operación Fénix del 1 de marzo en Angostura, en la que fue abatido Raúl Reyes, ex número dos de las FARC, que generó la ruptura de nexos diplomáticos.

Sin embargo, de antemano se conoce que el gobierno de Rafael Correa no está dispuesto a dar paso a ese requerimiento. La razón es que se trata de un tema de la Justicia ecuatoriana, en la que el Ejecutivo constitucionalmente está impedido de interferir.

De este modo, el pedido colombiano de revisar el juicio contra el ex ministro Santos, así como la solicitud ecuatoriana de indemnizar a la familia de Aisalla, son los dos temas en los que no hay acuerdo.

Antes de su viaje a EE.UU., Bermúdez anticipó que durante la reunión con Falconí  se identificarían los temas en los que hay discrepancias.

La idea es buscar la facilitación de un tercero para ablandar posiciones y lograr un acuerdo que permita retomar la relación bilateral. Aunque ambos países han mencionado a la OEA y al Centro Carter como los posibles facilitadores para abordar los temas complejos, extraoficialmente se conoció que la segunda opción es la más factible.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)