7 de mayo de 2018 00:00

Los colegiales se alistan para el examen Ser Bachiller

Los estudiantes del Isaac Newton practican en simuladores, que les permiten familiarizarse con el examen. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Los estudiantes del Isaac Newton practican en simuladores, que les permiten familiarizarse con el examen. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Le quedan siete semanas para despejar cualquier duda antes de rendir el examen Ser Bachiller. Romina P. tiene 17 años y cursa el tercero y último año en el Colegio Isaac Newton, en Quito.

La adolescente es una de entre 94 estudiantes de ese plantel, que reciben clases de razonamiento lógico abstracto como parte de su preparación para dar esa prueba final.

Del 26 de junio al 1 de julio, unos 128 000 colegiales del régimen Sierra y Amazonía se jugarán el 30% del promedio de la nota de grado en ese examen. A la par, accederán a optar por un cupo en el sistema público de educación superior. Otros 90 000 bachilleres graduados en años anteriores también participarán.

Los estudiantes deberán inscribirse durante este mes, hasta el lunes 21 de mayo.

Matemática es la asignatura en la que más se concentra Romina. Los ejercicios que resuelve en clase, de exámenes de procesos anteriores, liberados por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), le ayudan a tener una idea de cómo será el test.

En el Isaac Newton se delineó desde el inicio del año escolar un programa permanente para preparar a los estudiantes que rendirán los exámenes del Bachillerato Internacional y el Ser Bachiller. La explicación la dio Mauricio Meneses, vicerrector de ese plantel.

Para que los jóvenes se familiaricen con el contenido, en las evaluaciones quimestrales se incorporaron temáticas incluidas en el Ser Bachiller.

El 98% de los estudiantes del Newton postulará a universidades privadas. Por eso ven a este examen de grado como una oportunidad para alcanzar una buena nota final y cerrar con broche de oro la etapa colegial, explicó Meneses. El sueño de Romina es estudiar Arquitectura o Diseño en la Universidad San Francisco.

Los docentes del Intisana usan herramientas tecnológicas y simuladores, para que los jóvenes pongan a prueba sus conocimientos en condiciones similares a las que tendrán en el Ser Bachiller, según Rodrigo Romero, director del Departamento de Matemática.

Como parte del programa curricular, los docentes refuerzan cinco asignaturas que se ponderan en el Ser Bachiller. Se trata de: matemática, lenguaje, ciencias naturales, sociales y dominio abstracto.

Diego Montenegro es estudiante de tercero de Bachillerato en el Intisana. El joven, de 17 años, asegura que su preparación ha sido extensa. Él rendirá en estos días los exámenes del Bachillerato Internacional. Por el momento, toda su atención se enfoca en ello.

Pero a partir de mediados de mayo, los 62 estudiantes del último año recibirán una capacitación intensiva, enfocada exclusivamente en el Ser Bachiller, subrayó Romero.

Con esos insumos, Diego espera obtener un puntaje mayor a 900. Aunque su objetivo es estudiar Medicina en una universidad privada, categoría A, no en el sistema público.

Para esta edición del Ser Bachiller estarán disponibles 300 juegos de exámenes diferentes. En ellos, las preguntas se colocarán de forma aleatoria, para reducir las posibilidades de que los aplicantes copien. Así lo sostuvo Josette Arévalo, titular del Ineval.

A las instituciones fiscales, el Ministerio de Educación les permite organizar cualquier mecanismo de apoyo para que sus alumnos tengan un mejor rendimiento en el examen. Siempre que esto no implique gastos adicionales para los padres de familia.

Nelly Miño, rectora del Colegio 24 de Mayo, dijo que los docentes de tercero de Bachillerato apoyan a 600 estudiantes en la resolución de los problemas del examen. También desarrollan refuerzos específicos, basados en la última prueba liberada del Ser Bachiller.

Angie Freire y Valeria Llumiquinga son compañeras en el Colegio Manuela Cañizares. Ambas reciben un refuerzo académico enfocado en el examen de grado. Lo hacen de 13:30 a 15:30, después de la jornada académica.

Pero, además, las dos asisten a un curso de nivelación privado todos los fines de semana.

Luis Jaramillo, gerente del Preuniversitario Newton, señaló que desde marzo pasado se incrementó la demanda de colegiales que se alistan para el Ser Bachiller. El costo promedio del curso de 200 horas bordea los USD 300.

Angie y Valeria optaron por ese refuerzo adicional, ya que no solo se juegan la nota de grado sino que también esperan obtener cupos en universidades públicas.

En contexto

El examen de acceso a la educación superior se implementó en el 2012. En el 2017 se fusionó con el Ser Bachiller. Para inscribirse es obligatorio llenar una encuesta de Factores Asociados al Aprendizaje. Todas son evaluaciones que procesa el Ineval.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)