10 de octubre de 2018 00:00

Coca-Codo trabaja con cinco de sus ocho generadores, tras falla

Personal técnico realizó ayer inspecciones en varias áreas de la Central Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair. Foto: Cortesia CELEC

Personal técnico realizó ayer inspecciones en varias áreas de la Central Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair. Foto: Cortesia CELEC

valore
Descrición
Indignado 157
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 8
Mayra Pacheco
Red. Ecuador, Guayaquil y Cuenca

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Central Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair, la principal del país, opera con restricciones luego de los tres cortes de energía que se produjeron entre el lunes pasado y ayer.

La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), cuyo objetivo es garantizar la provisión de energía eléctrica, informó que hasta el mediodía de ayer Coca-Codo Sinclair trabajó con cinco de sus ocho unidades.

En esas condiciones, la central hidroeléctrica se encuentra en capacidad de generar una potencia de hasta 937,5 megavatios (MW). Esto representa el 62,5% de su potencia máxima, que es 1 500 MW.

La cifra máxima a la que puede operar ahora está dentro del promedio. Coca-Codo genera entre 900 MW y 1 200 MW. Con esto aporta alrededor del 30% de energía que proviene de hidroeléctricas. Luego están Paute y Sopladora, según el reporte de producción del 2017 del Operador Nacional de Electricidad (Cenace).

Debido a los cortes de energía la Celec decidió operar Coca-Codo con restricciones, por seguridad, mientras se investigan las causas que originaron las suspensiones del servicio en Quito, Guayaquil, Cuenca, Santo Domingo, Loja, Atuntaqui, Zamora y otras.

Para determinar por qué hubo fallas en el despacho de energía desde Coca-Codo, Gonzalo Uquillas, gerente general de Celec, acudió ayer a esta hidroeléctrica, ubicada en las provincias de Napo y Sucumbíos, para verificar su funcionamiento.

En esta central, Uquillas mantuvo reuniones con personal de la empresa china Sinohydro, que construyó esta hidroeléctrica, para evaluar las desconexiones que se produjeron en esta central.

Los técnicos de la Celec inspeccionaron las instalaciones de esta hidroeléctrica. Y otro grupo realizó inspecciones en la línea de transmisión de 500 kV, que es la que transporta la energía que se produce en Coca-Codo Sinclair hacia las empresas distribuidoras, que luego entregan este recurso a los usuarios finales.

Los equipos trabajaron en cuatro frentes, en un trayecto de 8 kilómetros a lo largo de la línea de transmisión Coca-Codo Sinclair-San Rafael, para detectar posibles causas de la desconexión (ver gráfico).

Coca-Codo trabaja con cinco de sus ocho genradores, tras falla


Aunque la Celec considera que las “fuertes” descargas eléctricas que se registraron el lunes por la tarde en la zona de la central Coca-Codo Sinclair detonaron, en principio, los desperfectos en el sistema.

Además, para suplir la demanda de energía por la operación parcial de Coca-Codo, las autoridades resolvieron contar con el aporte de la central Delsitanisagua, que entró en operación la semana pasada. Esta genera 180 MW.

También solicitaron al Cenace la autorización para que hoy entre en operación una de las unidades de generación de 90 MW de la nueva hidroeléctrica Minas-San Francisco.

Con estas acciones se dará seguridad al suministro eléctrico del país y se atenderá la demanda, que suma 3 211 MW.

Por su parte, en las empresas distribuidoras de energía eléctrica no se registraron hasta ayer reclamos masivos por los posibles daños en electrodomésticos y otros equipos, como suele ocurrir cuando hay cortes súbitos del servicio.

La Empresa Eléctrica Quito (EEQ), que entrega energía en las provincias de Pichincha y una parte de Napo, informó que ayer hasta las 15:00 se registraron cuatro reclamos.

La firma precisó que los cortes no afectaron a toda su zona de influencia. Y que la reanudación del servicio se hizo de manera paulatina, para mitigar posibles afectaciones.

En Cotopaxi, la pequeña y mediana industria evalúan las afectaciones que podrían haber causado los apagones.

José Semanate, gerente de la Empresa Eléctrica Cotopaxi, dijo que posiblemente en los próximos días presenten reclamos los sectores empresarial, artesanal y residencial por daños en máquinas o equipos, a causa de los apagones. Para esto, se cuenta con una póliza de seguro que cubre estas eventualidades.

Más al sur, en Cuenca, los tres cortes de energía no afectaron a las industrias ni a los principales hospitales de la capital azuaya, de acuerdo con la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur, que suministra energía en Azuay, Cañar y una parte de Morona Santiago.

Según el director de Distribución de la Centrosur, Juan Ugalde, en el primer apagón se cortó el suministro en el 50% del sistema eléctrico de esta empresa; el de la noche afectó al 38% y el de ayer, al 13%.

En la región Costa, en Santo Domingo de los Tsáchilas, Ángel Velásquez, vocal de la Junta Parroquial de La Villegas, mencionó que hasta el mediodía de ayer la Corporación Nacional de Electricidad no había recibido quejas por daños en artefactos eléctricos.

En Guayaquil, Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo (Fenacaptur), indicó que los cortes no causaron ningún problema en el sector turístico, que se encontraba en pleno feriado, debido a que muchos edificios cuentan con sus propios generadores.

“Si es una cosa eventual no creo que afecte. Pero si esto continúa, ahí sí se vuelve preocupante, porque podría dañar el correcto funcionamiento de los aparatos electrónicos”, señaló Muñetón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (1)