Roque Sevilla: ‘Habrá un crecimiento en el turismo p…
El conflicto legal por la Alcaldía de Quito tiene ci…
El coronavirus limitó el acceso a la salud sexual y …
Hernán Orbea: ‘Hay el pretexto de no entender los esfuerzos’
Reunión con el FMI, para ajustar metas y definir desembolsos
El 50% de proyectos de ley tiene impacto en el presupuesto
Más cajeros son atacados; se rastrea a bandas extranjeras
Aumentan los casos de variante Delta en Cuenca y en Azogues

Corte Nacional volvió a cuestionar la evaluación a los jueces; hizo un amplio análisis de la metodología que se usará

Paulina Aguirre, envió al Consejo de la Judicatura un análisis jurídico a la metodología de evaluación del alto tribunal

Paulina Aguirre, envió al Consejo de la Judicatura un análisis jurídico a la metodología de evaluación del alto tribunal

Paulina Aguirre envió al Consejo de la Judicatura un análisis jurídico a la metodología de evaluación del alto tribunal. Foto: Archivo EL COMERCIO

La presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, envió al Consejo de la Judicatura un análisis jurídico a la metodología de evaluación del alto tribunal y establecieron su postura frente al proceso.

El pasado 4 de julio del 2019, el director de la Judicatura, Pedro Crespo, dio a conocer a los jueces un documento donde se explica en qué consistirán los parámetros de valoración cualitativos, cuantitativos, de legitimidad y transparencia.

En el oficio que la Corte respondió a la Judicatura se establece que los magistrados están dispuestos a seguir el proceso para valorar su “conducta, idoneidad y desempeño como funcionarios públicos”. Pero manifiestan que evaluar la legitimidad y transparencia “transgrede el principio de legalidad”.

Por ejemplo, en cuanto a la legitimidad, la Corte considera que se me mezclan procedimientos de evaluación y disciplinarios. Según los jueces hacer ese análisis “pone en duda la legalidad de las resoluciones judiciales y vulnera la seguridad jurídica”.

En relación con la transparencia, los jueces indicaron que la Contraloría General es el único organismo que tiene la “facultad legal para examinar las declaraciones patrimoniales e investigar presuntos casos de enriquecimiento injustificado y no el Comité Evaluador.

El alto tribunal también indicó que el proceso de evaluación debe basarse en “criterios objetivos, que garanticen la independencia judicial y el respeto a los derechos de los jueces y conjueces”.